sábado, 13 de enero de 2007

Demócratas de EE.UU. respaldan preferencias arancelarias para andinos

(Dow Jones Newswires) La mayoría demócrata estadounidense, a través de su líder, el senador Harry Reid, anunció ayer que propondrá una extensión "por años" de las preferencias comerciales andinas que expiran el 30 de junio. La afirmación beneficia directamente a Ecuador y Bolivia, países que estaban amenazados por la pérdida de un mercado de más de US$ 1.000 millones y el despido de por lo menos, 500.000 trabajadores.
.
Reid dijo que las preferencias, que han estado vigentes desde 1991 como parte de compensación por los esfuerzos de estos dos países más Perú y Colombia en la lucha contra las drogas, "deben ser extendidas".
.
Además, aseguró que el presidente George W. Bush, quien tendrá la palabra final al convertir en ley cualquier modificación, "nos ha dicho que apoyará" la extensión.
.
"No hablo de meses sino de años", dijo Reid en un diálogo con reporteros para hablar de temas latinoamericanos, tras considerar como una "humillación" para los países beneficiarios la renovación hasta junio aprobada por el pasado Congreso de mayoría republicana, antes del receso de fin de año.
.
Una medida que estaba condicionada por un nuevo plazo de seis meses en caso de que los países andinos necesitaran más tiempo para completar sus procesos de libre comercio con Estados Unidos. En el caso de Perú y Colombia, estos países ya tienen firmados estos acuerdos.
.
Sin embargo, Bolivia y Ecuador han dicho que no negociarán TLC con EE.UU., aunque expresaron su interés en negociar otras formas de comercio que tomen en cuenta su menor desarrollo económico relativo.
.
Las preferencias aranclarias andinas han estado vigentes desde 1991, cuando el Congreso decidió compensar a Ecuador y Bolivia más Perú y Colombia, por sus esfuerzos en la lucha contra las drogas dándoles acceso sin aranceles al mercado estadounidense a millares de sus productos.
.
Sin embargo, al finalizar 2001, el Congreso estadounidense concedió a estos países una extensión por cinco años que venció en diciembre de 2006, en que se aprobó una segunda ampliación por solamente seis meses.