sábado, 9 de agosto de 2008

PROSPECTIVA EN EL CEPLAN

CENTRO DE PLANEAMIENTO ESTRATEGICO
.
Es siempre una tarea hercúlea tener que levantar la información de todo el país para trazar un esquema de planificación. La información acerca de las regiones y provincias, incluso la capital, es tan dispersa que sólo un trabajo técnico muy profesional puede compendiar al servicio de lo que conviene al perú económico en el futuro.
.
El Instituto Nacional de Planificación (INP) nació durante el gobierno militar, pero no hay buenos recuerdos porque la tarea se encargó un grupo de sabelotodo, resultando el remedio peor que la enfermedad. Con algunas enmiendas legislativas, El INP continúo hasta 1991 en que fue disuelto
.
La Constitución de 1979 que la planificacion una vez concertada entre el sector público y lios demas sectores es e cumplimiento obligatorio. Quizas, se quiso imitar el esquema ideado por los economistas holandeses para que la panificacion sea el resultado del concierto entre el Estado y los distintos sectores de la producción.
¿Es este Centro de Planificación Estratégica una evidencia de la vuelta del dirigismo estatal al Perú? Parece que no, se trata de la implementación de un organismo que fue creado hacer dos años que por su gravitación usará como punto de partida lo avanzado por el Acuerdo Nacional.
.
El argumento de defensa de sus creadores es que "si las empresas de todo el mundo, incluidas las multinacionales, tiene un plan de desarrollo estratégico, con mucha más razón lo debe tener el Estado".
En buena cuenta, esto es lo que se conoce como prospectiva, vale decir, mirar desde el presente el futuro.
.
Para entender mejor este paso, hay que decir que el Acuerdo Nacional se ha empezado a transformar en el Centro de Planificación Estratégica.
.
Deja de ser una lista de iniciativas, con una treintena de propuestas para el futuro, por un ente que se encargará de ejecutar e implementar esos acuerdos con miras al Bicentenario de la República.
.
Nunca ha habido acuerdo sincero en el país sobre lo que hay que hacer. El Acuerdo Nacional es el máximo esfuerzo, aunque incompleto, pero es un punto de partida para que este Centro convoque a todas las fuerzas representativas del país, tales como propuestas de los gremios empresariales, planes de gobierno de los partidos políticos, iniciativas de los sindicatos, es decir, la sociedad civil en su conjunto.
Es una excelente herramienta para planificar con vision nacional la infraestructura y para que brinden soporte tecnico a las autoridades regionales y municipios en la ejecucion de obras para que no devuelva el dinero al Estado por inejecución de obra publica. Este puede ser un buen punto de partida.