domingo, 3 de agosto de 2008

EXPORTACIONES

CONSEJOS UTILES PARA NO CAER EN LAS EXPORTACIONES
.
Jesus Jimenez Labán
.
Si usted busca iniciarse en las exportaciones, recuerde que esto es un reto de precisión, manejo aduanero y mucha muñeca y lo mejor es poner mil ojos en el negocio. Pese al riego, hay muchos que se ha hecho a pulso en este negocio y usted puede ser uno de ellos.
.
Como en el fútbol, desde el “saque” arme un blindaje en su empresa con una carta de crédito, documento que le facilita tranquilidad –pago seguro y entrega segura del producto- tanto al que importa como al que exporta.
.
Luego, protéjase contra un dólar nervioso –sea que caiga o se dispare- usando el forward, una herramienta poderosa que con ayuda de un banco puede asegurarle un precio estable en la divisa.
.
Una entrega fuera de tiempo, es peligrosa. El comprador quiere la mercancía en tiempo adecuado y lugar adecuado y para ello el vendedor debe trabajar con la precisión de un reloj.
.
Esté siempre alerta a una inesperada contraoferta para cerrar el negocio. Un mal cálculo en el costo del producto, transporte, flete y seguros, puede barrer con su margen de utilidad.
Para evitar pleitos judiciales, ponga todos sus sentidos en estas bases del comercio exterior: EXW, FCA, FAS, FOB, CIF, CFR, DDU, POD, DDP, contratos importador –exportador que indica quién tiene la responsabilidad en el envío transporte y entrega.
.
Asegúrese bien que la mercancía llegó a su destino. Un simple papel aduanero, puede impedirlo. Estos son los problemas más frecuentes que hacer perder dinero. Que falle la cadena de frío en un bien perecible, que se olvide de etiquetar el producto o embalarlo bien dentro del container.
.
No se queda en su capacidad ejecutiva y administrativa como gerente, use la calculadora, la matemática y pida asesoría a un especialista. Un retraso le puede costar un descuento de 10% por el importador. Si la mercancía llega incompleta, ¡pierde el negocio!
.
Sea cual fuere su producto, lo que ayudará a ponerle precio es la partida arancelaria. Escúchelo bien, los precios no los fija el exportador sino el mercado.
.
Como pasa en todo el mundo, el seguro es el que se encarga de cubrir riesgos de carga, siniestralidad, ruta, modo de transporte y cobertura.
.
Con este telón de fondo, queda clara que la exportación es un reto de precisión, manejo aduanero y mucha muñeca y lo mejor es poner mil ojos en el negocio.