domingo, 22 de junio de 2008

EL LIDER SE HACE, NO NACE

EL LIDER SE HACE, NO NACE

Jesús Jiménez Labán (*)
.
A comienzos de la década de los 90 grupos musicales juveniles decían que la corrupción estaba en todas partes. Que venga un líder religioso, decían otros. No pocos dicen hoy que hay nuevos y buenos líderes, pero ocupan altos puestos en los negocios, la educación y la diplomacia. En cambio otros creen que la democracia adolece de crisis de liderazgo porque no se sabe administrar la crisis.
.
Con mucha frecuencia se habla con mil definiciones acerca de líderes y liderazgo. Para Robert Thomas de Harvard Business School se olvida algo fundamental: la tenacidad y la autoconfianza. En efecto, de nada valdría que un hombre abandone sus propósitos al primer fracaso o no tenga confianza en sí mismo ni en el mensaje que dirige a los otros. Líder es el que convence, nunca el que impone.
.
En el management, dice Phil Harris, las destrezas interpersonales y el liderazgo parecen importantes para construir una carrera. Por cierto, es una afirmación que queda a nivel de mercadeo o de gerencia. Sin embargo, la historia registra hechos de líderes que no supieron que lo eran sino hasta que descubrieron sus virtudes en el momento de la prueba de fuego. Harry S.Truman, trigésimo tercer Presidente de Estados Unidos no quiso nunca ir a la escuela, pero su liderazgo surgió solo en el fuego de la guerra. En diferentes escenarios, por similares circunstancias pasaron Franklin Delano Roosevelt, Golda Meir, Martin Luther King.
.
En el caso de Nelson Mandela, jamás habría hecho lo que hizo si no hubiera tenido una prueba de valor enorme en la cárcel donde permaneció un cuarto de siglo. Mandela, nos recuerda Robert Thomas, que hace poco dictó una conferencia virtual en Harvard, dice que el primer presidente negro de Sudáfrica elegido por medios democráticos, usó la fuerza de su carácter e imaginación para bloquear a sus compañeros de celda que pretendían deshumanizarlo. Mandela, el prisionero político más famoso del mundo, es el más grande, después del ideólogo de la “no violencia” Mahatma Ghandi, según varias opiniones.
.
De manera que cuando vemos sufrir a un joven duras pruebas, debemos entender a la luz de estas reflexiones que esta germinando en él una nueva forma de ser en la vida. Sin duda en el Perú no faltarán nuevos rostros de jóvenes peruanos con rasgos muy particulares de liderazgo, teniendo en cuenta la creatividad, la confianza en sí mismos, la empatía y la motivación.
.
Cualquier ejecutivo estrella sabe que, siguiendo a Daniel Goleman en su libro “”El líder resonante”, tener actitudes básicas de liderazgo es alcanzar consenso para tomar decisiones en equipo y consolidar el espíritu de cuerpo para aprovechar las contribuciones de los demás. Sea como sea, en ningún caso aparece como característica dominante de un líder su capacidad de arrastre hacia la fuerza, la violencia o el desorden. Lejos de ello, el líder es siempre optimista. Eso lo vuelve cercano a las personas hablándoles en su propio idioma, con términos sencillos y sobre hechos que tengan que ver con sus vidas, pero con espíritu constructivo.
.
Una característica fundamental en un líder es su capacidad de adaptación a los hechos. Es aquel que, incluso dentro de la adversidad, saca bajo la manga soluciones al servicio del prójimo. Dicho de otro modo, es la habilidad que tiene para asimilar nuevas experiencias, aprender a aprender, encontrar significados e integrarlos a la vida.
.
En medio de estas reflexiones, Karin Silvina Hiebaum hace notar en su obra “Cuál es el origen de un líder” que todavía tiene cabida, aun en los centros académicos más exigentes del mundo, la polémica acerca de si el líder nace o se hace.
.
Si decimos que el líder nace, a mi modo de ver le quitaríamos todo el mérito como persona que busca un destino, sea en sus múltiples actividades como político, arquitecto, médico, religioso, padre de familia, presidente de gremio etc. Particularmente, creo que el líder se hace desarrollando capacidades y formándose en la vida dentro una irrepetible dimensión personal, teniendo en cuenta que los objetivos deben ser originales, los planes flexibles y viables para no tener que abandonarlos por no adaptarse fácilmente a la vida y al trabajo de la persona.

(*) Consultor en desarrollo estratégico y Presidente de la Asociación Civil CENTRUM LABAN

Fuentes:

-El líder resonante, Daniel Goleman, 2003
-GEEZERS, Robert Thomas, Harvard Business School, 2008
-Karin Silvina Hiebaum, Cual es el origen de un líder 2006-Marketing y Management, Phil Harris, Patricia Rees yAndrew