sábado, 3 de abril de 2010

EL CIRCULO VICIOSO DEL SUBDESARROLLO



UN CIRCULO VICIOSO QUE TRABA EL DESARROLLO
Jesus Jimenez Laban
.
A mediados del 2008 se produjeron hechos de violencia lamentables en Moquegua, la tierra del cobre. Increíblemente, lo que dio origen al conflicto no fue una diferencia étnica, histórica, geográfica sino un cálculo contable.
.
Entender esto requiere un poco de historia. Southern Peru, consorcio americano que ingresó a Peru durante el ochenio del presidente Apolinario Odría, tenía una contabilidad unificada de la explotación sus yacimientos mineros en Cuajone (Moquegua) y Toquepala (Tacna), Cuando Southern cambio de manos –de los americanos a los mexicanos- se empezó a ver un tercer yacimiento que es “Tres Marías”. Junto con las otras dos –Toquepala y Cuajone- Southern opera ahora por unidad de producción –de maneras separada- en lugar de llevar una contabilidad unificada.
.
Basado en un reglamento del Estado peruano, el canon minero era calculado sólo de acuerdo al volumen de tierra removida antes de extraer el mineral. A pesar que había más mineral que tierra removida, el canon era mayor para Tacna que para Moquegua, – en volumen de dinero. Corrigiendo este vacío, Sotuer Perú elevó de 120 a 400 millones de dólares, aun cuando le correspondería 700 millones, según varias opiniones de ingenieros de la zona. De manera que para compensar el aumento a Moquegua, la rebaja del canon en Tacna fue de 700 a 400 millones, según las mismas fuentes. Sin embargo, queda flotante la pregunta ¿por qué el cálculo del canon es según la tierra removida si la empresa paga impuesto de acuerdo al volumen de material extraído?
.
Se espera que este conflicto por un asunto contable se haya cerrado definitivamente. Pero hay que estar prevenidos para un nuevo problema. Y es que en camino se venir una veta de la minera de Toquepala que cruzaría la frontera Moquegua - Tacna, cosa que podría generar un conflicto porque en la practica la tacneña Toquepala estaría operando en tierras de Moquegua.
.
Como se ve, la actividad minera lidera sobre la demás –la pesca y la agricultura- pero no se ha comenzado un desarrollo equitativo en la región por cuanto el desarrollo se da en las zEl sueldo promedio de un minero a tajo abierto es de 2500 nuevos soles en tanto que el de un ingeniero supera los 5.000 nuevos soles. Los precios de productos de primera necesidad se fijan en el mercado en función de los trabajadores mineros en desventaja de los pobladores que ganan muchos menos, un promedio de 1000, según refieren los pobladores de la provincia.
Pero hay otra cosa. Curiosamente, pese al aporte del canon por el consorcio minero, Moquegua no tiene empleo.
.
Se requiere romper este círculo vicioso –extraer mineral, generan recursos y no invertir. Esto supone recuperar la actividad productiva de la región con la ejecución de proyectos de largo alcance, a partir de los recursos que deja la minería para evitar que el dinero ocioso del canon engorde las cuentas de los bancos. El problema es que las autoridades –regionales y locales- no tienen gerencia ni capacidad de ejecución, lo cual hacer que muchos moqueguanos tiendan la mano por empleo en la Plaza de Armas. Más gerencia y menos burocracia.