lunes, 25 de junio de 2012

!!MUESTRAME TUS PAPELES!!, !SHOW ME YOUR PAPERS!


!!MUESTRAME TUS PAPELES!!, !SHOW ME YOUR PAPERS!

JESUS JIMENEZ LABAN

Se ha debatido mucho en Estados Unidos hasta qué punto un Estado puede ejercer funciones regulatorias de inmigración frente a la jurisdición del gobierno Federal. 

Este debate se encrespó con la conocida Ley Arizona SB 1070, cuyos pasos fueron seguidos por otros Estados contra los inmigrantes irregulares. Parece que la cosa se aclara. Y ahora... ¿qué puede pasar con los inmigrantes latinos? 

La Corte Suprema de EE.UU ha emitido una sentencia dejando sin efecto las cláusulas que criminalizaban tanto el hecho de obligar a los inmigrantes a obtener o portar papeles que acrediten que las autoridades de inmigración los tienen registrados como penalizar la búsqueda de trabajo por un inmigrante no autorizado. 

Del mismo modo, deja sin efecto la facultad policial para arrestar a inmigrantes bajo sospecha que no tienen permiso de residencia, a no ser que la policia tenga orden judicial. 

Para que quede claro: según este fallo, la Corte Suprema, ha prohibido calificar como delito no tener documentos de identificacion para demostrar si un inmigrante es legal o no en el Estados Unidos , lo mismo que penalizar un trabajo no autorizado por el gobierno federal o arrestos sin orden judicial. 

Sin embargo, la Corte Suprema ha avalado la cláusula que faculta a la policia del Estado a comprobar el estatus si ésta cree que el inmigrante no se encuentra legalmente en Estados Unidos. Es decir, los policias están permitidos a hacer chequeo de la situación migratoria de quienes sospechen no tienen en orden sus papeles. 

Y en esto, recogiendo la opinión del magistrado Anthony Kennedy, el máximo tribunal tuvo voto unánime: permitir que se realice la verificación del estatus migratorio.

Algunos abogados de derechos civiles temen que este punto se convierta en un problema para transeúntes o conductores de vehiculos si es que la policía hace sus inspecciones en base a un perfil racial (rostro latino, acento hispano, o color de piel, por ejemplo).

La misma Corte Suprema reconoce que esta cláusula avalada puede enfrentar futuros desafíos constitucionales en función de cómo el Estado hace cumplir la ley. O sea, siguiendo a abogados americanos, podría haber en el futuro acciones contra esta cláusula ante el Tribunal Supremo americano por eventuales inmigrantes vulnerados en sus derechos.

Habrá que ver qué cómo se aplica de ahora en adelante la recien modificada Ley SB 1070, precedente de otras similares en Nebraska, Carolina del Sur, Georgia, Indiana, Kentucky y Misisippi.