martes, 29 de julio de 2008

JUVENTUD ABRIENDOSE LAS PUERTAS DEL MUNDO



NADE ES IRREALIZABLE
.
Jesús Jiménez Labán (*)
.
¿Por qué unos destacan más que otros? ¿Esta es, quizás la pregunta oculta que se hacen muchos padres cuando sus hijos no consiguen trabajo después de la carrera profesional o sacan mala nota luego del examen? Pero pocos reparan en la importancia de desarrollar sus habilidades de liderazgo para que estos hijos cuenten siempre sus historias de éxito.
.
Un joven debe mostrar como marca personal su tenacidad y la confianza en sí mismo. Los padres deben infundir en sus hijos que nada es irrealizable, siempre y cuando se proponga sueños realistas, se preparen en lo que creen, y se pongan manos a la obra con metas muy altas. El tiempo y el esfuerzo se encargarán después del resto.
.
Esto se vuelve cada vez más importante en la vida profesional de una persona. Si se presenta a un concurso por un puesto de trabajo, si busca un ascenso o quiere abrirse campo en una nueva empresa, de seguro tendrá un valor enorme el liderazgo que presente el candidato, sus buenos antecedentes humanos, el espíritu de servicio al bien común. Ayudar a los demás también contribuye a escribir una historia de éxito.
.
No estoy sugiriendo que encierren a los niños en tareas innecesarias, que los profesores dejen miles de ejercicios en los feriados y los fines de semana o que la juventud esté encapsulada en internet o de un libro o “secuestrada” en su casa. Estudiar duro y parejo es también dar el mejor esfuerzo en aprender a conversar, dominar la negociación, comunicarse humanamente con las personas, aprender de sus experiencias y asistir a conferencias o visitar otros mundos. Y no hay edad para ello.
.
La gente emprendedora siempre tendrá un sitio en el mundo. Si no tiene dinero para estudiar, habrá una beca por su bien rendimiento, un crédito a largo plazo o un gesto solidario de algún benefactor sin distinción de nacionalidad, origen, raza, color de piel o de sexo.
Hay que tener en cuenta que los líderes buscan a los líderes. Es necesario, a veces, ponerse en vitrina para que ellos vean al potencial líder, comprueben su pensamiento lógico inteligente y la capacidad de liderazgo.
.
Todos somos de carne y hueso. Tenemos dos ojos, dos brazos dos piernas y las mismas oportunidades si nos proponemos para hacer nuestras metas realizables.
.
Por eso, es edificante en una familia despertar en los hijos un entusiasmo permanente y optimismo en el futuro. La familia es el núcleo central y los valores que hay en ella son la coraza para enfrentar los desafíos de la vida. En eso los padres deben ser indesmayables, tercos e intransigentes porque eso ayudará a los niños de hoy rodearse de espiritualidad familiar cuando lleguen a adultos.
.
Hay que enlistar a nuestros hijos a que se orienten hacia personas e instituciones con valores y estándares modernos. El prestigio es tan importante en las personas como la marca en las organizaciones. Estas dos cosas juntas abren las puertas al mundo.
.
Con dedicatoria a mis hijos y todas las familias peruanas