viernes, 12 de diciembre de 2014

¿GOBIERNA SÓLO? LA DECISION EJECUTIVA DEL PRESIDENTE OBAMA

¿GOBIERNA SÓLO? LA DECISION EJECUTIVA DEL PRESIDENTE OBAMA

JESUS JIMENEZ, presidente de CENTRUM LABAN, la nueva frontera en inversiones, negocios e información

Aunque hay ganadores y también perdedores, el presidente de Estados Unidos Barack Obama ha expedido por decreto medidas temporales y revocables en algún momento para aliviar la situación de 5 millones de inmigrantes, aunque 7 millones queden fueran de sus alcances, en el limbo legal, actualmente en peligro de ser deportados.

En lo que corresponde a los 5 millones de potenciales beneficiados, el presidente ordenó a las autoridades de inmigración que deporten "a los delincuentes, no a las familias", palabras que son destacadas por la prensa internacional.

Algo es algo. Los inmigrantes ya no soportan la forma cómo viven. Las familias terminan desunidas. Los niños separados de sus padres Los estudiantes viven escondidos. Las parejas se separan con las deportaciones y los hijos mayores se alejan de sus padres. 

Veo esta actitud del presidente Obama como acción ejecutiva humanitaria ante un sistema migratorio colapsado. No debería ser objeto de aguafiestas sino consideración de un paso adelante en la conquistas de los derechos de inmigrantes, especialmente jóvenes, que no tienen por problemas de papeles un destino asegurado dentro del territorio americano. 

Las medidas del presidente Obama se reducen a tres. 

Ha dicho en un discurso a la nación -que ha irritado a los republicanos, sus opositores políticos- que reforzará la seguridad en la frontera sur para evitar el cruce de ilegales. 

Ha dicho también que se le va dar oportunidades empresariales a los trabajadores calificados, profesionales y emprendedores para que permanezcan en el país. Y ha dicho que se ampliará su programa de 2012 conocido como DACA que posponía la deportación para jóvenes indocumentados que hubieran llegado de niños.

Como se sabe, el programa conocido como la Acción Diferida DACA ahora aplicará a personas que llegaron antes de 2010. DACA o Dreamer es el que permite a aquellos que están viviendo de manera ilegal en el país desde niños que se queden, ofreciendo un alivio a miles de personas.

Anteriormente sólo era aplicable a personas que habían llegado antes de 2007. Incluso los padres de los dreamers será ahora removidos de una lista prioritaria de deportaciones.

De esta manera, el presidente de Estados Unidos ha sido claro que no está permitiendo que los criminales sigan llegando a Estados Unidos. Les está extendiendo una mano a los que quieren hacer negocios dentro de Estados Unidos y al mismo tiempo quiere insertar dentro de la legalidad a 5 millones de inmigrantes, casi la mitad de los indocumentados que se estima en 12 millones de personas indocumentadas, de las cuales casi la mitad son mexicanos. 

De esta manera, para que quede claro entre los latinos que siguen esta decisión del presidente, podrán acogerse a esta medida temporal -por lo menos unos 3 años- todos aquellos que tienen hijos que son ciudadanos en Estados Unidos o residentes legales, que demuestren que llevan en el país desde antes del primero de enero de 2010 y no tengan antecedentes criminales.

Pero, ¿qué es lo que está haciendo el presidente? Ha logrado gobernar por decreto -algo que le ha significado el calificativo por algunos republicanos de rey o monarca- razón por la cual la medida no será eterna. Tal como he dicho antes el proyecto presidencial aspira a evitar la deportación por tres años, incluso facilita un permiso de trabajo. 

En algún momento los demócratas, el partido que encumbró a Obama a la Casa Blanca, van a necesitar que republicanos reaccionen en el Capitolio para que aprueben una verdadera reforma inmigratoria que permanezca en el tiempo. Todo lo demás es temporal y el presidente, según lo reconoce él mismo, no tiene poder legal para imponer una reforma migratoria al Congreso. 

Por eso, el presidente ha sido cauto en su corto discurso diciendo esto: "Este trato no aplica a quien haya venido a este país recientemente. No aplica a quien pueda venir a EE.UU. ilegalmente en el futuro. No otorga la ciudadanía, o el derecho a quedarse permanentemente, ni ofrece los mismos beneficios que reciben los ciudadanos. Sólo el Congreso puede hacer eso. Todo lo que estamos diciendo es que no los vamos a deportar".

Sin embargo, gobernar por decreto, luego que su Administración perdiera el dominio en las dos cámaras legislativas, no es una decisión que no tenga antecedente en la historia. Ya muchos analistas y estrategas recuerdan que se comportaron de manera parecida unos 11 presidentes anteriores a Obama, dictando unas 39 medidas migratorias a lo largo de los últimos 60 años. 

Lo que se ve, a juzgar por analistas que están en la candela política, es que el presidente ha decidido convertirse en un dolor de cabeza para la oposición cuando le faltan todavía 2 años en su segundo mandato. 

Hay quienes piensan que luego de perder poder en las cámaras legislativas, esta es la reacción del presidente para reconciliarse con el voto latino que influyó en la pérdida de poder legislativo. Por lo demás, sus opositores lo critican porque durante los dos primeros años de gobierno -cuando tenía mayoría en ambas cámaras- no impulso la reforma migratoria que había sido parte de su campaña presidencial.

Aun así existe espacio para alimentar crítica contra los republicanos que se ha resistido en año y medio a aprobar una reforma migratoria o por lo menos discutir el tema en la Cámara de Representantes después de haber sido aprobada en el Senado. Esto es para muchos lo que habría forzado al presidente a adoptar medidas unilaterales. 

La cosa tiene que ser tomada con cautela por ambos partidos. De un lado, están los republicanos con la presión latina de que aprueben la reforma ya que está en juego la situación migratoria de 5 millones de indocumentados. 

De otro lado, están los demócratas que tendrán como caballito de batalla el tema migratorio para las elecciones presidenciales. 

Si no se aprueba la reforma migratoria -dada la temporalidad de la medida del gobierno- las cosas van a volver a fojas cero. Es decir, se puede hacer un anuncio enorme respecto a los beneficios a 5 millones de personas, pero eso puede quedar reducido a la nada si es que el Congreso no santifica lo que acaba de hacer el presidente Barack Obama. 

Es más, quedan 7 millones en situación de desesperación porque contra ellos es altamente probable que continúen las deportaciones, la separación de familias, el alejamiento del padre o la madre de sus hijos y el truncamiento de los sueños de millones de jóvenes que sueñan con un mejor futuro en Estados Unidos. El Congreso es el único que puede actuar para velar por el resto, en la medida que esté dentro de la legalidad.

Para terminar quedan algunas interrogantes, al calor de estos movimientos políticos que se dan en el tema migratorio dentro de Estados Unidos de América. Y estas interrogantes surgen de la misma realidad migratoria actual en la que muchos celebran, pero a medida que pasen los días las cosas se verán con mayor frialdad.

El Estado de Texas va iniciar una acción legal contra la decisión de Obama. ¿Van a trata de bloquear la medida con acciones legales y legislativas los republicanos? ¿Va a ser la Corte Suprema la que finalmente diga el derecho?

¿Cuántas personas van acogerse al decreto temporal del presidente Obama? No todos se acogen como pasó con la Acción de Diferida de 2012. Fue en vísperas de las elecciones de 2012-en las que obtuvo un masivo respaldo de los hispanos-, cuando Obama llevó a cabo otra 'amnistía temporal' para 1,2 millones de ilegales, si bien solo se acogieron a ella 600.000.

¿Qué van a hacer los documentados para acreditar que sí pagan impuestos y que no son delincuentes? Este proceso no va a ser inmediato, por lo menos se habla del mes de Marzo como inicio del efecto del decreto Obama.

¿A quién acudir en busca de ayuda para regularizar los papeles? Lo ideal es que se acuda a un abogado en lugar de un notario.

¿Va los Republicanos a actuar en la reforma migratoria corroborando lo aprobado por el presidente? Hay que esperar la palabra del el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, quien hablará este 21 de Noviembre en conferencia de prensa en respuesta a la decisión del presidente Obama. 
¿Cómo va ser la situación de los indocumentados que se legalicen? Según se dice podrán salir de Estados Unidos, volver al territorio americano y quizás empezar a tramitar su visa de residente sin ningún problema. 

¿Existen suficientes consulados de Perú para recibir asesoría los peruanos que viven en Estados Unidos? La Cancillería debería coordinar en implementar con los consulados un sistema de información para brindar ayuda a peruanos desorientados y desconocedores de sus nuevos derechos.