domingo, 2 de septiembre de 2012

¿TODAS LAS MUJERES HAN NACIDO PARA SER MADRES?


¿TODAS LAS MUJERES HAN NACIDO PARA SER MADRES?

JESUS JIMENEZ LABAN

¿Todas las mujeres han nacido para ser madres? Como le pasa a usted con frecuencia, cuando uno encuentra un artículo que lo atrapa, se queda hasta leerlo, releerlo y pensarlo. 

Este es mi c 
aso cuando una de las opiniones de Washington Post se resumia en una pregunta: ¿todas las mujeres han nacido para ser madres?

Realmente, la pregunta es fuerte, a mi modo de ver. Las madres en cualquier país -no sólo en Estados Unidos donde se escribió esto- son la base y sostén de lo pueblos de un país. El trabajo de una madre es más importante y más difícil que la de un padre. El rol materno está por encima de todo lo demás. 

Y no solo eso, como se dice aquí, muchos confiesan, aunque adultos, que son hijos de mama, que lo que ella les eseñó es su modelo a seguir, tema que se tocó en la última Convención Republicana, cuya mayoría de dirigentes tiene una línea clara anti-aborto, aunque causaran revuelo los comentarios de Todd Akin y Tom Corbert. 

No soy quien para meterme en política de otro país. Cuando hablo de Estados Unidos, lo hago por algo que influye en la vida de los latinos, sea por decisión del Ejecutivo, del Capitolio o de la Corte Suprema, pero me mantengo al margen de la política. 

En Estados Unidos -siguiendo documentos cientificos del Instituto Guttmacher- las mujeres son sexualmente activas. La mayoría usa anticonceptivos y no pocas la esterilización para evitar tener hijos. 

La mayoría de mujeres estadounidenses gastan la mayor parte de su vida tratando de no quedar embarazadas. Dice el estudio que una mujer a los 45 años, debe haber decidido ser fértil en los primeros cinco años después de casarse, pero después, en los 20 años siguientes, o abstenerse de tener relaciones sexuales o utilizar un método anticonceptivo. 

Pero toda la arquitectura médica en este país del norte que tiene que ver con las mujeres se ha construido en base a la preservación de la maternidad. A las muejres, desde el período menstrual hasta la menopausia-, se les recomineda tomar suplementos de ácido fólico, no fumar, no hacer mal uso del alcohol, mantener un peso saludable, abstenerse de drogas, evitar relaciones sexuales de alto riesgo. (Ver Informe de Centros para el Control y Prevención de Enfermedades EE.UU)

Incluso los médicos, teniendo cuidado de no ser enjuiciados en algún momento por mala práctica médica, recetan medicamentos de manera muy cuidadosa (p.e una infección del tracto urinario) para no dañar la maternidad futura.

Como se sabe, las indemnizaciones médicas en EE.UU son severísimas, tanto que pueden enviar a la quiebra a todo un hospital o una clínica. 

En un mundo agitado por la modernidad, algunas mujeres no quieren la maternidad porque significa, segun el documento, compromiso con la libertad e independencia. 

¿Mi carrera, mis viajes, mis ascensos, mi dinero, mi negocio?, se preguntan algunas ejecutivas. Aun así, cuando van a una reunión y se les pregunta si tienen familia, prefieren responder que no tienen niños y no hijos, por un asunto de sensibilidad. 

Laura Scott, autora de "Dos es bastante", dice que un 74 por ciento de la mujeres no tiene deseo de tener un niño"

Un estudio revela que hay un sentimiemto ambivalente. Pero más preocupante últimos estudios demuestren que los niños no planeados son criados de manera diferente que los que estuvieron previstos. Un tercio de los nacimientos en Estados Unidos no son planeados, dice el estudio. Y eso hace muy enfeliz a las parejas.

La cultura americana se resiste a aceptar el hecho de que algunas mujeres no quieran ser madres. La crianza de los hijos es inherente a su naturaleza. 

Las mujeres son un amor. Las mamás deben ocupar la primera fila de una Nación. "Es tan bonito ser madre, ser la reina del hogar y tener hijos", dicen muchas. El amor no es un asunto de imposición ni de fuerza sino de respeto.

Este artículo es una adaptación del libro de Jessica Valentin "¿Por qué tener hijos? Una nueva mamá explora la verdad sobre la crianza de los hijos y la felicidad