sábado, 6 de enero de 2007

“Recemos por la pronta liberación de Jaime Rázuri”

En su primer programa de “Diálogo de Fe” del 2007, el Cardenal Juan Luis Cipriani, pidió a todos los peruanos rezar para la pronta liberación del fotógrafo Jaime Rázuri, secuestrado esta semana en Gaza, Palestina.

Durante su programa radial, el Cardenal Juan Luis Cipriani invocó a Dios para que con su ayuda, y la de todos, nuestro compatriota y fotógrafo, Jaime Rázuri, pronto esté de regreso en nuestra patria. “Que el Señor conmueva a esta gente que por motivos equivocados usa la violencia, y recemos por su pronta liberación.”

El Cardenal Cipriani aprovechó el primer programa del 2007 para hablar de que si el hombre trata de “eliminar” el pecado y a Dios, y pone toda la confianza y la fe, en el presupuesto económico y en otras cosas materiales no saldrá adelante.

“Si queremos una reforma judicial y educativa, si queremos que nuestras familias y nuestros trabajos vayan mejor, aceptemos que en nuestra vida hay pecados, para de esta manera, poder luchar para superar el pecado, no con dinero, sino con humildad y pidiéndole ayuda a Dios”, expresó.

Señaló que cualquier cambio en el país, depende de que seamos mejores personas, para lo cual, debemos preguntarnos cómo está el sujeto interior de cada uno de nosotros, para saber si está alegre ó triste; si somos honestos ó corruptos, si decimos la verdad ó mentimos, con el fin de conocer qué vamos a aportar en nuestro proyecto de vida.

Eduquemos a la gente en el respeto, disciplina y honradez

El Cardenal Juan Luis Cipriani, manifestó que la palabra educación significa “sacar de los alumnos lo mejor que tienen dentro”, y este proceso de formación, no está necesariamente unido sólo a la matemática y a la comprensión de lectura.

“Necesitamos educar a la gente en esa formación de la disciplina, del orden, del respeto, de la honradez, de la responsabilidad, de la estima personal, y de la educación familiar, para que de esta manera, esas personas que tienen muchos conocimientos no sean corruptas y ni mentirosas”, expresó.

Indicó que no deberíamos quedarnos, en toda la investigación, sólo en lo que son contenidos, que son muy importantes. Sino también deberíamos ir a ese proceso formativo, a ser mejores personas, y esto tiene que ver mucho con el ejemplo y con prácticas de orden, disciplina y de evaluación.

La Educación en valores nos hará más competitivos y mejores profesionales

“El mensaje de la formación, de las virtudes morales, y de que los cambios tienen que hacerse desde ser mejores personas, nos permitirá hablar también de ser más competitivos y mejores profesionales; sin dejar de lado el principal resultado, ser buenas personas, buenos hijos, buenos padres de familia y mejores ciudadanos”, agregó.

“Me apasiona luchar por un mundo más humano y cristiano”

El Arzobispo de Lima, afirmó también que el pecado original incluye un desorden en el que no nos es fácil cumplir lo que debemos cumplir. “Este pecado si se reconoce que existe, los padres de familia y educadores irán luchando, pero si no se reconoce la presencia del mal es el gran triunfo del demonio”, dijo.

El Cardenal Juan Luis Cipriani expresó que le apasiona luchar para que el mundo sea más humano y más cristiano, sabiendo a su vez que existe el Creador y Padre Nuestro, Dios, y también el padre de la mentira, el demonio, Satanás.

“Hay que aceptar que dentro de nosotros tenemos fuerzas que no podemos del todo controlarlas. Si no aceptamos la realidad de nuestra condición humana limitada, si queremos ser como dioses, acabáremos en el ridículo; en cambio, si somos hijos de Dios, que es lo que queremos y lo necesitamos para cambiar, acabaremos siendo maravillosos”, concluyó.