sábado, 6 de enero de 2007

Venezuela y Argentina, con sólidas perspectivas económicas

(Dow Jones Newswires) Venezuela y Argentina tendrán los mejores índices de crecimiento económico regional este año, con más del 6,0%, mientras que Chile, Colombia, Panamá, Perú y República Dominicana seguirán manteniéndose en niveles de más del 5,0%, según un alto funcionario del Banco Mundial.
Guillermo Perry, economista principal para América Latina, dijo que Brasil y México "estarán probablemente en alrededor del 3,5%", con los peores indicadores de la región. Las cifras de Perry, mencionadas en un artículo con su firma que publica en su actual edición el semanario electrónico Latin Business Chronicle con sede en Miami, difieren en algunos casos sustancialmente con los pronósticos hechos por el Fondo Monetario Internacional en su Panorama Económico Mundial de septiembre.
Según el FMI, Venezuela registraría en el 2007 un magro crecimiento del 3,7%, después de haber logrado un 17,9% en el 2004 en que recuperó la producción de su sector petrolero; un 9,3% en el 2005 y un 7,5% en el 2006. Perry coincide con el FMI para el 2007 en cuanto a Argentina (un 6,0%) y México (un 3,5%), pero no sobre Brasil que la institución considera que estaría cerrando cuando menos con un 4,0%. En cuanto a la región, Perry dice que el 2007 será el cuarto año de alto crecimiento continuo aunque vaticina uno del 4,5% en vez del promedio de los tres últimos años del 5,0%.
Esas cifras tampoco coinciden con las del FMI, que dio a la región un crecimiento del 2,2% en el 2003, un 5,7% en el 2004 y un 4,3% en el 2005 y un pronóstico del 4,8% para el 2006 y de un 4,2% para el 2007. En el largo plazo, afirma Perry, "las tasas de crecimiento dependerán de la forma en que los países aprovechen la presente bonanza para reducir vulnerabilidades y avanzar en reformas estructurales". "La mayoría de países continúa progresando en esas áreas, aunque a un ritmo menor que el deseado", opinó, y sin dar detalles agregó: "Las mayores excepciones son, sin embargo, Argentina, Venezuela y Bolivia, donde las actuales políticas pueden estar plantando semillas de futuras dificultades".
Según el FMI, Bolivia cerraría el 2007 con un 3,9%, menor que el 4,1% proyectado para el 2006. Argentina ha tenido un formidable crecimiento económico desde el 2003, en que con un 8,8% salió de una recesión de cuatro años. El FMI pronostica que el país, que ha tratado en meses recientes de desligarse de la supervisión del Fondo, cerraría el 2006 con cuando menos un 6,0%, dos puntos porcentuales menos que en el 2005. Según Perry, Chile, Colombia, Panamá, Perú y República Dominicana crecerán por encima del 5,0% en el 2007. Los pronósticos del FMI para esos países son, respectivamente: un 5,5%, un 4,0%, un 6,1%, un 5,0% y un 5,0%. Perry dice que en el 2007, la mayoría de los países latinoamericanos "ha logrado importantes reducciones" en la proporción deuda pública/producto bruto interno, mejoras en la composición de su deuda al cambiarse a monedas nacionales y mayores plazos de madurez en la deuda externa.
Los flujos netos de capital se han mantenido por debajo de comienzos de los 90 debido a menores necesidades financieras y la prudencia gubernamental y empresarial, por lo que la mayoría de países eran ahora "mucho menos vulnerables que en el pasado reciente a una eventual reversión de esos flujos", según Perry.