viernes, 27 de julio de 2012

EL LLAMADO A LA CONCORDIA



EL LLAMADO A LA CONCORDIA

JESUS JIMENEZ LABAN

Dos de las mentes más lúcidas de la literatura se han pronunciado sobre el diferendo maritimo que Perú y Chile enfrenta en la Corte Internacional de La Haya en la búsqueda de una salida sin hostilidad al litigio y en el marco de una autentica paz y reconciliación verdadera . 

Sin duda, quedará escrito para la historia, este manifiesto "Llamado a la Concordia" que no es sino un llamado a la sensatez en un momento en que se prepara para diciembre de este año la fase oral del litigio y se espera un fallo de la Corte de La Haya para el primer o segundo de semestre del año 2013.

Jorge Edwards, ganador del premio Cervantes 1989 y Mario Vargas Llosa, premio Nobel de Literatura 2010, han convocado a 30 personas personalidades peruanas y chilenas del mundo de la política, el arte, la literatura, ciencia y universidad como Javier Pérez de Cuéllar, la escritora Isabel Allende, el pintor Fernando de Szyszlo y el poeta Cristian Warnken, monseñor Luis Bambarén, Carla Cordua, Luis Llosa Urquidi o Humberto Giannini entre otros, todos con credenciales democráticas.

La iniciativa, vista por muchos como una mediación, tuvo lugar a fines de Julio de 2012 en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, capital de España.

Es esencia, a mi modo de ver, es una invocación a las partes a reaccionar con serenidad y sin vision estrecha o sin reservas, reticencias o rumores frente a un eventual fallo adverso para una de las partes, luego de una demanda maritima que Peru presentó con contra Chile ante la Corte Internacional de La Haya.

El citado manifiesto ha merecido una respuesta inmediata de Perú. "Nosotros lo recibimos con mucho beneplácito porque es un respaldo a la tesis de que hay que acatar la sentencia de la corte de La Haya", afirmó el canciller peruano Rafael Roncagliolo a la agencia estatal Andina.

Las buenas relaciones entre Peru y Chile, un tema que tiene que ver con una importante presencia de la colonia peruana en Chile, asi como comercio, inversiones y turismo.

Como se sabe, entre los años 1952 y 1954 se firmaron documentos entre Perú y Chile que han orginado el diferendo, según los expertos. Se trata de la Declaración de Zona Marítima de 1952 y del Convenio sobre Zona Especial Fronteriza Maritima de 1954.

La parte chilena afirma que tales documentos son tratados de límites marítimos, en tanto que la parte peruana afirma que son solo contratos pesqueros. 

Dilucidar este tema, decir el derecho, le corresponderá a La Haya, en un asunto que en opinion del laureado escritor Vargas Llosa "hubiera sido preferible resolver el litigio maritimo de manera muy discreta" con la intervencion de las Cancillerías y sin tener que llegar al Tribunal Internacional de La Haya. 

Vale recordar que en dias previos a este histórico manifiesto , se realizó la III Reunión del Consejo Interministerial Binacional Chileno-Ecuatoriano
en el que Ecuador y Chile firmaron un acta sobre la naturaleza y alcance de los acuerdos firmados en la década de los años 50. En ella ambos países, por medio de los Cancilleres Alfredo Moreno (Chile) y Ricardo Patiño (Ecuador) señalan que los citados instrumentos de 1952 y 1954 son tratados de límites vigentes. 

"Valoraron en este sentido la Carta Náutica IOA42, aprobada por Ecuador en julio de 2010 y depositada en las Naciones Unidas, la cual refleja la delimitación marítima vigente en virtud de dichos tratados", indica el acta.

Pero Perú asegura que su frontera maritima con Chile no está aun fijada. El Ministerio de Relaciones Exteriores del Perú acaba de reafimar que "el límite marítimo con Ecuador fue establecido en el Acuerdo de intercambio de Notas del 2 de mayo de 2011, y ratificó su posición respecto a que los acuerdos pesqueros de 1952 y 1954 no son tratados de límites"

"Dicho acuerdo no se refiere ni a los instrumentos antes señalados ni a la Carta Nautica ecuatoriana IOA42 (documento unilateral)", según fuente oficial peruana, aunque sí contempla todos los elementos de un acuerdo de límites y -siguiendo la misma fuente- se encuentra registrado como tal en la Seccion Tratados de la Secretaría de las Naciones Unidas.

El contencioso está en manos de la Haya -lo que genera expectativa creciente a medida que se acerca la audiencia- de manera que hay esperar el resultado final el próximo año. 

Comparto plenamente lo que dicta el sentido comun y la razón- Por la vía de paz ambos países tienen mucho más que ganar que por la vía de las armas. 

Son tiempos de integración, de negocios para la paz y prosperidad de ambos pueblos, de intercambios que están dejando atras los patrioterismos de otros tiempos que en muchos casos han sido únicamente eco, caja de resonacina, de los apetitos de grupos armamentistas. 

Precisamente, el manifiesto "Llamado a la Concordia" denuncia ese peligro surgido en torno a este contencioso en círculos “que no son desinteresados” y que en el pasado pretendieron “justificar el armamentismo”. 

De manera que es importatísimo, pensando con "racionalidad, sentido comun y democracia" en un futuro de unión y de complementariedad, mantener el ánimo pacífico, de diálogo y entendimiento. 

Claro, como todo peruano quisiera que el Perú salga airoso en La Haya y estoy convencido que tiene argumentos muy sólidos, pero también soy consciente que la razón y la 
ponderación son elementos importantes en cualquier otro escenario 

Por eso, el llamado a la Concordia nos toca a todos, los que están en las cumbres del poder y los que no lo están, porque es necesario que se expanda un sentimiento nacional de serenidad y de ecuanimidad frente a un dictamen del tribunal internacional que, como señala el manifiesto, debe ser acatado de manera civilizada y sensata, como ejemplo a segjir en otros contenciosos que existen ahora en el continente americano 
EL LLAMADO A LA CONCORDIA

Dos de las mentes más lúcidas de la literatura se han pronunciado sobre el diferendo maritimo que Perú y Chile enfrenta en la Corte Internacional de La Haya en la búsqueda de una salida sin hostilidad al litigio y en el marco de una autentica paz y reconciliación verdadera . 

Sin duda, quedará escrito para la historia, este manifiesto "Llamado a la Concordia" que no es sino un llamado a la sensatez en un momento en que se prepara para diciembre de este año la fase oral del litigio y se espera un fallo de la Corte de La Haya para el primer o segundo de semestre del año 2013.

Jorge Edwards, ganador del premio Cervantes 1989 y Mario Vargas Llosa, premio Nobel de Literatura 2010, han convocado a 30 personas personalidades peruanas y chilenas del mundo de la política, el arte, la literatura, ciencia y universidad como Javier Pérez de Cuéllar, la escritora Isabel Allende, el pintor Fernando de Szyszlo y el poeta Cristian Warnken, monseñor Luis Bambarén, Carla Cordua, Luis Llosa Urquidi o Humberto Giannini entre otros, todos con credenciales democráticas.

La iniciativa, vista por muchos como una mediación, tuvo lugar a fines de Julio de 2012 en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, capital de España.

Es esencia, a mi modo de ver, es una invocación a las partes a reaccionar con serenidad y sin vision estrecha o sin reservas, reticencias o rumores frente a un eventual fallo adverso para una de las partes, luego de una demanda maritima que Peru presentó con contra Chile ante la Corte Internacional de La Haya.

El citado manifiesto ha merecido una respuesta inmediata de Perú. "Nosotros lo recibimos con mucho beneplácito porque es un respaldo a la tesis de que hay que acatar la sentencia de la corte de La Haya", afirmó el canciller peruano Rafael Roncagliolo a la agencia estatal Andina.

Las buenas relaciones entre Peru y Chile, un tema que tiene que ver con una importante presencia de la colonia peruana en Chile, asi como comercio, inversiones y turismo.

Como se sabe, entre los años 1952 y 1954 se firmaron documentos entre Perú y Chile que han orginado el diferendo, según los expertos. Se trata de la Declaración de Zona Marítima de 1952 y del Convenio sobre Zona Especial Fronteriza Maritima de 1954.

La parte chilena afirma que tales documentos son tratados de límites marítimos, en tanto que la parte peruana afirma que son solo contratos pesqueros. 

Dilucidar este tema, decir el derecho, le corresponderá a La Haya, en un asunto que en opinion del laureado escritor Vargas Llosa "hubiera sido preferible resolver el litigio maritimo de manera muy discreta" con la intervencion de las Cancillerías y sin tener que llegar al Tribunal Internacional de La Haya. 

Vale recordar que en dias previos a este histórico manifiesto , se realizó la III Reunión del Consejo Interministerial Binacional Chileno-Ecuatoriano
en el que Ecuador y Chile firmaron un acta sobre la naturaleza y alcance de los acuerdos firmados en la década de los años 50. En ella ambos países, por medio de los Cancilleres Alfredo Moreno (Chile) y Ricardo Patiño (Ecuador) señalan que los citados instrumentos de 1952 y 1954 son tratados de límites vigentes. 

"Valoraron en este sentido la Carta Náutica IOA42, aprobada por Ecuador en julio de 2010 y depositada en las Naciones Unidas, la cual refleja la delimitación marítima vigente en virtud de dichos tratados", indica el acta.

Pero Perú asegura que su frontera maritima con Chile no está aun fijada. El Ministerio de Relaciones Exteriores del Perú acaba de reafimar que "el límite marítimo con Ecuador fue establecido en el Acuerdo de intercambio de Notas del 2 de mayo de 2011, y ratificó su posición respecto a que los acuerdos pesqueros de 1952 y 1954 no son tratados de límites"

"Dicho acuerdo no se refiere ni a los instrumentos antes señalados ni a la Carta Nautica ecuatoriana IOA42 (documento unilateral)", según fuente oficial peruana, aunque sí contempla todos los elementos de un acuerdo de límites y -siguiendo la misma fuente- se encuentra registrado como tal en la Seccion Tratados de la Secretaría de las Naciones Unidas.

El contencioso está en manos de la Haya -lo que genera expectativa creciente a medida que se acerca la audiencia- de manera que hay esperar el resultado final el próximo año. 

Comparto plenamente lo que dicta el sentido comun y la razón- Por la vía de paz ambos países tienen mucho más que ganar que por la vía de las armas. 

Son tiempos de integración, de negocios para la paz y prosperidad de ambos pueblos, de intercambios que están dejando atras los patrioterismos de otros tiempos que en muchos casos han sido únicamente eco, caja de resonacina, de los apetitos de grupos armamentistas. 

Precisamente, el manifiesto "Llamado a la Concordia" denuncia ese peligro surgido en torno a este contencioso en círculos “que no son desinteresados” y que en el pasado pretendieron “justificar el armamentismo”. 

De manera que es importatísimo, pensando con "racionalidad, sentido comun y democracia" en un futuro de unión y de complementariedad, mantener el ánimo pacífico, de diálogo y entendimiento. 

Claro, como todo peruano quisiera que el Perú salga airoso en La Haya y estoy convencido que tiene argumentos muy sólidos, pero también soy consciente que la razón y la 
ponderación son elementos importantes en cualquier otro escenario 

Por eso, el llamado a la Concordia nos toca a todos, los que están en las cumbres del poder y los que no lo están, porque es necesario que se expanda un sentimiento nacional de serenidad y de ecuanimidad frente a un dictamen del tribunal internacional que, como señala el manifiesto, debe ser acatado de manera civilizada y sensata, como ejemplo a segjir en otros contenciosos que existen ahora en el continente americano