sábado, 9 de junio de 2012

MANTEGAMOS EL BUEN ANIMO POR UN PERU CON MEJOR FUTURO


NOS NOS DISPAREMOS A LOS PIES...MANTEGAMOS EL BUEN ANIMO POR UN PERU CON MEJOR FUTURO , PERO AL PIE DEL CAÑON SIN BAJAR LA GUARDIA

JESUS JIMENEZ LABAN

Probamos el oro en el fuego, distinguimos a nuestros amigos en la adversidad (Isócrates). Esto lo saben des...de presidentes, pasando por reyes hasta príncipes. Tras una crisis hay una oportunidad y, como se dice, cuando la noche está más oscura es que porque va a amanecer.

No entiendo el lado tanático del Perú, ni a los que hacen pronósticos apocalípticos ni a los se sienten en un callejón oscuro y sin salidas.

No hay nada imposible. Imposible significa "todavía no he encontrado la solución", de manera que trabajando en equipo, juntando voluntades y estimulando la creatividad, esa capacidad genética que sobra a muchos peruanos, podemos mantener a flote la nave que por la crisis financiera internacional surca aguas agitadas y embravecidas. El buen estado mental de los peruanos es más fuerte que la adversidad.

Si bien es cierto el Perú tiene dolores de cabeza porque han bajado sus exportaciones -sectores minero y no tradicional- y se le echa la culpa a la crisis financiera en Europa y otro tanto al ruido político con marcha contra proyectos de inversión, eso no significa que con mercados alternos no pueda salir del agujero temporal. Algún resultado va a dar el Acuerdo del Pacífico para mejorar nexos comerciales con Asia Pacífico que acaba de suscribir el presidente Ollanta Humala con sus homólogos de México, Colombia y Chile. Este viaje que hace el Presidente a Francia, Belgica Alemania y Suiza, algún resultado tendrá que dar poniendo la fe y optimismo en el país. 



 Respeto las opiniones de todos pero no entiendo por qué en este momento preciso de decisiones capitales se habla de poner en jaque al Perú mientras salen los revoltosos a paralizar el país como si quisiera llamar la atención internacional.

Los extremismos no pueden fijar la agenda del país. Es más bien la democracia con más transparencia, libertad e inclusión social, la que debe profundizarse en el Perú con la recuperación del principio de autoridad, el respeto de los derechos fundamentales, respeto de las instituciones, la lucha contra pobreza y la miseria teniendo como plataforma el aumento del crecimiento económico para garantizar el desarrollo con dignidad de los pueblos.

Respetémonos en todo esto. Los maestros vuelven a las calles el 14 de Junio por aumentos a 2.190 soles, los médicos y enfermeras en huelga indefinida con pacientes indefensos amontonados en las puertas de emergencia de los hospitales y posibles protestas en otras partes del país vinculadas al agua y a la minería, más allá de Espinar y Conga. Los ojos están puestos ahora, siguiendo la alerta de un medio local, en Doe Run (La Oroya) con el malestar de los trabajadores por supuestamente no haber sido incluidos en los pagos del proceso de liquidación y en Andahuaylas una medida de fuerza contra la planta de Huaraccopata. Por angas y por mangas, el propósito radical es crear problemas. No me arriesgaría a decir que con cambio de un ministro o un puñado de ministros esto va a cambiar. Va a ser misma chola...El asunto no es de hombres sino de una especie de "fijación política" de tirarse abajo todo lo que avanza y progresa. Y en esto quisiera ser neutral porque no tengo nexo ni con gobiernos ni con intereses. Es sólo la opinión de un ciudadano de a pie. Como muchos en el país moralmente convencidos, vale afirmar que no nos podemos disparar a los pies, somos todos el Perú y esto hay que decirlo y sentirlo sin banderías políticas.

Por supuesto, este un país donde hay que dormir con el ojo abierto. Como ocurre en muchos negocios, en los asuntos públicos es mala costumbre creer "a mi no me va a a pasar nada" y pasa. Por eso, se necesita cultivar una cultura de prevención -conflictos siempre ha habido y los habrá-, pero con equipos capaces para encarar riegos y crisis en fase proactiva, estratégica o reactiva, se puede manejar la situación con mucho oxígeno.

Yo no sé si con tantas cáscaras de platano que se le pone al país -no al gobierno- alguien pueda estar tranquilo y todavía sonreir. Demos la pelea por la democracia, por el estado constitucional de derecho y defendamos el progreso y el futuro de todas las familias peruanas. Hay un solo sentimiento para hacerlo: EL PERU