martes, 5 de junio de 2012

LA HISTORIA SE REPITE PERO LAS LECCIONES NO SE APROVECHAN


LA HISTORIA SE REPITE PERO LAS LECCIONES NO SE APROVECHAN

Jesus Jimenez Laban

A veces perdemos la memoria. Nos olvidamos de la historia y volvemos a cometer los mismos erroes. Y esta vez Thomas Scheetz me ha hecho recordar los años (1958-1968) con su libro "Peru and the International Monetary Fund".(Pittsburgh Press, Pittsburgh, PA, 1986) pp. 257...)

Cómo no recordar los tiempos de una clase empresarial muy poderosa y altamente concentrada en los años 50. Tiempos también del legendario periodista Pedro Beltran en La Prensa. O de una sociedad de contrastes entre ricos y pobres con una naciente clase media (profesores, profesionales, técnicos, pequeños empresarios, funcionarios públicos etc.) que fueron los votos que le dieron la presidencia en 1963 a Fernando Belaunde Terry- después de un eclipse democrático cuando se negó el acceso al poder de Victor Raul Haya de la Torre en 1962. 

Belaúnde, recuerda el escritor Scheetz, llegó al poder en los tiempos de La Alianza para el Progreso, iniciativa de John F. Kennedy, una moneda con inflación de 8 por ciento (S/.26.82 por dólar) y una economía impulsada por dos locomotoras: la minería y la pesca sin desmerecer la agricultura, también altamente concentrada en pocas manos. 

Pero la reforma agraria que impulsó Belaunde es vista por el autor como una accion tímida (expropiacion de 700.000 hectáreas con distribución a 300.000 ha en 1968 en 11.000 familias), cosa que contrasta con el impulso que le dio a la educación, incremento de salarios a maestros, la salud y el desarrollo de infraestructura. 

Pero el gobierno del arquitecto tuvo problemas, como recuerda el autor con un programa economico que no tenía rostro definido, ausencia de teoría económica, una alianza rara entre Acccion Popular y Democracia Cristiana y otra alianza casi impensable entre Apra y Unio Nacional Odriista (UNO). 

Vistas así las cosas, en un un tiempo de alianzas y de grandes enfrentamientos, el Congreso de la República fue escenario de las grandes decisiones que fijaron el rumbo del Perú, en la práctica gobernaba el Congreso, pero desgraciadamente hubo obstruccionismo político. Juzgue la historia qué pasó entonces. 

Todas las iniciativas -casi todas dice Scheetz- eran para bloquear al gobernante. Primó en la mente política, agrega el historiador, las elecciones de 1969 que nunca llegaron... Y, como si eso fuera poco, se puso énfasis en el desarrollo urbano y descuido del campo por lo que se iniciaron las prmeras migraciones a la ciudad o la primeras invasiones y complicaron aun más el panorama politico economico la descomposición de la economía con déficit fiscal, inflacion de 18.9 por ciento en 1967, un paquete tributario bloqueda por la oposición, la inflación y menor crecimiento y el delicado tema del petróleo. 

Cuando uno escribe no contenta a todos, es posible que ésta sea la situación del autor, pero para nadie es un secreto el paisaje político social y económica que Thomas Scheetz ha dibujado acerca del Perú. 

De manera que si algun lector encontrara un rasgo, detalle o corrección a este resumen, encantado de poder recibirlo para su enriquecimiento.