domingo, 3 de junio de 2012

DE LAS PERCEPCIONES AL CAMBIO DE IMAGEN Y NOMBRAMIENTO DE TECNICOS Y NO POLITICOS


DE LAS PERCEPCIONES AL CAMBIO DE IMAGEN Y NOMBRAMIENTO DE TECNICOS Y NO POLITICOS

Jesus Jimenez Laban

Nota.- Video que aparece aquí corresponde a hechos pasados, pero la televisión francesa los difundió en últimas horas.

Recogiendo las impresiones de los analistas acerca de la situación política del país, veo que, por donde se le mire, los hechos tienen un diferente significado, a juzgar por publicaciones de medios de reconocido prestigio. 

Por ejemplo, un reportaje de un canal de Tv francés (France 24, Video que aparece aquí) se pregunta cómo dialogar si el interlocutor válido, Oscar Mollohuanca está detenido por cinco meses (traslado en helicoptero de Espinar a Ica, segun el Post), mientras rige un estado de emergencia de 30 días en Espinar, provincia sureña en el Cusco. 

Un informe del influyente diario americano Washington Post hace notar lo mismo, además que no existen métodos modernos para monitorear la actividad minera en el cuidado del medio ambiente.

Pero los mismos análisis, que dibujan en sus titulares una especie enfrentamiento entre corporaciones y campesinos, indican que seguidores del Presidente Ollanta Humala se han ido alejando al ver que no cumple lo que prometió en campaña, por lo que José de Echave, ex alto funcionario ambiental, deja entrever una inclinación hacia las empresas mineras. El informe habla que los conflictos mineros le costaron la caída de un gabinete ministerial mientras se ve otro en camino en el mes de Julio aunque no dejan de mencionar el respaldo publico que recibió el Primer Ministro Oscar Valdes por el Presidente Humala la semana pasada.

Si esta es la percepción de gente que escribe, informa, reporta desde Perú hacia fuera, tal situación para algunos obliga a la Administración a construir significados, desarrollar contenidos y mensajes para que la población no entre en confusión y sepa la realidad de las cosas y las intenciones que tiene la Administración con respecto a la población más necesitada y vulnerable. 

Cecile Lavrard-Meyer, una académica destacada del Instituto de Estudios avanzadas para Latinoamerica . Universidad de Paris, dice que "el gobierno sabe que los proyectos mineros son decisivos para la economia. Su mayor reto es demostrar que el crecimiento económico y, por ende, las inversiones mineras, pueden ayudar a que lo que prometió el presidente Humala en elecciones se cumpla con los programas sociales".

Detenciones, estado de emergencia, sistemas de monitoreo ambiental con algunas filtraciones en proyectos mineros y trabajar supuestamente de espaldas a las promesas electorales, son los cuatro puntos principales que toca repetitivamente la crítica, de lo cual se hace eco en los análisis tal como se muestra arriba. 

Según varias opiniones, si no existe un plan de comunicaciones que rompa la incertidumbre, cree confianza y credibilidas en las decisiones, puede complicarse la gobernabilidad del país, más aún, como advierten analistas locales, si estamos en los meses previos a las Fiestas Patrias, temporada de protestas sociales (demandas de maestros, algodoneros, médicos y otros conflictos mineros.

Sin embargo, los problemas de percepción existentes no deben interrumpir un solo día el plan de inserción social de cada vez un mayor número de pobres. Y no es cuestión de decirlo sino de saber hacerlo. Se requiere para ello cuadros técnicos, gente con experiencia en gestión pública y en diseño y ejecución de proyectos sociales. Gente que con gerencia y capacidad de gestión pise el acelerador en la marcha del país.

Y esto quizás justifique algunos ajustes de emergencia en la normas que regulan la asignación de cuadros técnicos a las regiones y municipios (Ley de Regionalización). De este modo, la ejecución de los presupuestos y no quedaría plata embalsada o que retorna al erario publico por incompetencia de gente que no saber gestionar su region o municipio.

Vistas las cosas con criterio gerencial y técnico, lo prudente sería desvirtuar las percepciones equivocadas -si las hubiere, de retocar la imagen dañada demostrando en los hechos que no son ciertas las afirmaciones de los adversarios y rodearse de gente capaz para subir la cuesta empinada que le espera al gobierno en los próximos cuatro años.