miércoles, 9 de enero de 2008

¡COMO MANEJAR CONFLICTOS CON GENTE DIFICIL?



NO DEJE QUE LO MANIPULEN
.
Jesus Jimenez Labán
.
A veces parece que es difícil salir adelante cuando uno trabaja con gente problemática y ajena a la nueva realidad que presenta la vida, la sociedad y el mundo, pero no es así. Todo aquel que ha sabido sacar ventajas del diálogo, ha tenido éxito, más áun si tiene un soporte espiritual. Una persona rodeada de pensamientos positivos o de espiritualidad, puede ser mas convincente cuando trata de atacar los problemas y no a las personas. De esto, precisamente, hablaba en una conferencia con funcionarios que tiene roces y conflictos con personas dificiles en el trabajo.
.
Si existe la presencia de Dios en nuestros corazones, como lo diría cualquier sacerdote en el púlpito, tendremos siempre el escudo de protección, la espada de la victoria y la energía para luchar y pisar el cuello del conflicto. Esto, que puede parecer una cucufatería, resulta importante cuando aprendemos a ver a una persona complicada como ser humano. La verdad es que nadie sabe qué problemas tienen esta personas. Quizas, en el fondo, están sufriendo en silencio porque ven comprometidas la prosperidad y el bienestar de una familia, una comunidad o el mundo, tales como la pobreza, el egoísmo, el desempleo, la enfermedad, la ignorancia y el vicio.
.
Asistimos a un mundo lleno de cambios que nos sorprenden a veces y nos sobrecogen, otras. La nanociencia, que hace que un testamento entre en un chip del tamaño de una cabeza de alfiler; el conocimiento, que es la generadora de la nueva riqueza de las naciones; los bloggers, que como aficionados hablan con tanta autoridad como los profesionales; la capacidad de inventar cosas nuevas en todos los dominios del conocimiento humano que antes de la Ilustración se mantenían ocultas. El mundo de lo oculto ha girado en 360 grados y ahora aparece la verdad largamente oculta por muchos siglos, lo cual nos hace pensar diferente y acumular el conocimiento con otras miras.
.
Sinceramente, creo que tiene razon Alvin Toefler cuando dice que la herramienta de la inteligencia humana es la ciencia para producir nuevas tecnologías que apunten al bienestar del hombre. Esto, por supuesto, no se contrapone con la fuerza espiritual que necesitamos para salir adelante en medio de cambios asombrosos que nos facilita la ciencia, si se quiere, como regalo de Dios. En medio de este mundo espectacular, no me cabe duda, el ser humano posee en sí mismo mucha complejidad y contradiciones. No es mucho lo que ha avanzado el conocimiento respecto de las reacciones de las personas en un determinado contexto, lugar, o momento. Conocemos muchas cosas del universo cósmico, pero casi nada acerca de nuestro interior, ese mundo separado entre nuestras conciencias y nosotros.
.
Es, entonces, cuando hablamos de las personas difíciles que para definirlas habria que decir que son aquellas que tienen un comportamiento contrario a lo que todos esperan. Estas personas, que generalmente son egoístas, no respetan el turno de las personas, quieren que las cosas se hagan rápido y entienden que todo el mundo trabaja para ellas, es gente problemática que muchas veces sale con la suya porque otros no tienen tiempo, habilidades o paciencia para enfrentar al toro.
.
Estudios de sicologia -clásicos y modernos- recomiendan no enfrentar a estas personas de manera violenta sino de tratar de pasar el momento con expresiones clave: "si sigues con esas, no tendrás lo que pides", "estaré encantado de hablar contigo en otro momento cuando te calmes" "No ahora, delante de los niños o del público" ¿Qué es lo que realmente quieres? Se ha dicho, con razón, con estas simples frases se encara a la persona, se toma el control de la situación y se evita la manipulación. Esto, obviamente, si la persona tiene ese soporte espiritual a lo que me refiero al comienzo de esta pagina.
.
A mi modo de ver, es imposible hablar moderadamente con una persona alterada. Es mejor esperar unas horas y volver a tocar el tema tal como hace una madre cuando su pequeño bebé sufre una rabieta, hace show porque tiene quién lo vea, lo aliente y lo consienta y no se contenta con nada. Solo después de la rabieta, la madre se hace sentir lejana para que el niño comprenda que no es correcta su conducta. Porque los niños, asi sea escasa la edad, entienden.
.
Lo mismo hay que hacer con una persona dificil. Escucharla, dejar que se enfríe, que se calme y retomar el diálogo más tarde. Esto desarma la agresividad de cualquiera, pero es un recurso más efectivo aun cuando el interlocutor, que puede ser usted, yo o cualquier otro, encuentra algun angulo para justificar un argumento. Como el apóstol que vio en su perigrinación que una ciudad entera habia levantado un monumento al dios desconocido. Este detalle fue aprovechado por el apóstol para justificar el mensaje que llevaba al mundo. Lo importante es dejar el mensaje, esperar que la persona dificil lo decodifique, pero no cambiar de posición. Después de esto, uno puede marcharse, pero ya dejó su huella.
.
Lo más importante, insisto, es ver en la persona dificil a un ser humano que tiene corazon para cambiar hacia el bien, que tiene sueños y ambiciones, como cualquier persona normal de su edad, y que vive envuelta en este mundo de cambios enormes por lo que tiene el derecho a estresarse. La agradables maneras, el trato dulce y tierno junto con la voluntad de ponerse en el lado del otro, hacen de cualquier soporte espiritual una obra de bien.