jueves, 19 de julio de 2007

EL TIEMPO, EL PODEROSO CABALLERO.

Estamos acostumbrados a hacer las cosas de manera rápida. La cultura "fast" es una característica dominante de los tiempos modernos, pero no siempre con buenos resultados, sin perjuicio de la buena intención de esos resultados.
.
En países como Perú, Argentina, México, Brasil y Chile, predomina la convicción de "a más trabajo rápido e intenso¨, más riqueza". Sin darnos cuenta, quizás, que lo que estamos privilegiando es la cantidad, pero descuidando la calidad del producto o servicio, sea en la fábrica, sea en la oficina, sea en el campo.
.
Francia no se preocupa tanto por las 48 horas que recomienda como tope semanal la Organizacion Internacional de Trabajo (OIT). Prefiere el horario semanal de 37 horas. Otro tanto, hace Alemania en camino de aprobar una legislación -si no lo ha aprobado ya- que garantice resultados óptimos de la producción, pero como 26 horas de trabajo por semana.
.
¿Qué nos está indicando esta tendencia? A juzgar por los analistas, es muy simple. Debemos privilegiar la calidad a la cantidad. No por mucho trabajo alocado, apurado y desenfrenado, habrá rendimiento laboral óptimo. Quizás, porque un estilo así genera ineficacia y corrupción. De lo que se trata aquí es pensar en la calidad de vida, vale decir, ambiente óptimo para trabajar, no coercitividad en el trabajo y mucho debate -no menos de dos años- en los proyectos antes de ser ejecutados; tal es el caso de Suecia, un país casi del tamaño de Lima.
.
Viendo así las cosas, "no por mucho madrugar, se amanece más temprano". Y es cierto. La eficiencia en un trabajo, una industria o un comercio, se alcanza con meditación, calma y pensamiento en los demás, vale decir, en el cliente y el usuario. De manera tal que trabajar "lento, pero sin pausa", no significa ociosidad. Todo lo contrario, estamos asegurando algo muy competitivo para el mercado local e internacional..
.
Ahora bien, ¿está en condiciones el Perú de adptar esta postura europea? ¿Puede la viveza ser reemplazada por la responsabilidad? ¿O es, como decían los abuelos, aquí hay que "arrear" a las personas para que trabajen bien y en menos tiempo? .
.
Sinceramente, todo depende de cómo usemos el tiempo, cómo hagamos cada vez mas viable una idea y cuándo tomar la decisión para iniciar la ejecución de un gran proyecto. Habrá que ver.