jueves, 19 de julio de 2007

EL PERU ESTA PRIMERO

Para muchos se ha convertido en fatiga consumir noticias en diarios, radios, canales de televisión e internet. Peru ha ganado especialidad magistral en hacer novelas sobre las desgracias de Perú. Y esta es una tragedia: vende más el mejor novelista, aunque sea un burro diplomado. Esto que sufrimos todos -captura de aeropuertos, suspensión de vuelos, bloqueo de carreteras, protestas y paralizaciones de la producción- debe sobrecogernos, pero nos obliga a no practicar la política del avestruz, vale decir, hundir la cabeza en la tierra hasta que el problema pase. Se requiere de un lado sensibilización de la opinión pública que estamos en camino de voltear la hoja del subdesarrollo; y de otro, se hace cada vez más urgente una respuesta tecnica y efectiva de las autoridades a los problemas del país porque existe, a decir verdad, una crisis de capacidad de gestión.
.
Nada más ruiodoso en estos días, por ejemplo, decir sin pruebas que Alberto Fujimori vendió secretos militares a cambio de la negativa de los tribunales chilenos a su extradición a Perú. Esto es muy grave, no debe quedar en una denuncia, se necesita la prueba. Es cierto que los cargos que recaen en el ex Presidente, tienen que ver con corrupción y violación de derechos humanos, pero hay que esperar lo que diga la justicia internacional. Esto -los supuestos secretos de Fujimori- es un asunto de estado, no se puede jugar con conjeturas que falsean la realidad porque quien lo haga comete una barbaridad y complica las tensas relaciones entre dos países vecinos.
.
De otro lado, el empresariado ha tomado nota de que la exhibición excesiva de cifras sobre el crecimiento económico en algunos sectores del país, produce rabia, envidia o frustracion en aquellos sectores adonde no llega ese crecimiento. Puede que sea así, -"ver tomar agua, da sed", como lo dice el comercial y lo parafrasea un articulista- pero lo que no puede hacer es anunciar que seguiremos creciendo y que el próximo año el Estado abrirá la billetera, como lo acaba de afirmar un ministro, creando falsas expectativas en los centros poblados donde germina esta convulsión social que se vive en el pais. Nada más desatinado escuchar las declaraciones de un congresista en el sentido que el próximo año los ojos de la protesta pública serán contra los gobiernos regionales cuando de lo que se trata es dialogar, concertar y llegar a acuerdos para evitar la violencia.
.
Sumándose a este retahíla de ex abruptos, están las declaraciones del líder del gobierno regional de Lambayeque y de otras regiones que "legalizan" la huelga de los maestros. Ancash, por ejemplo, adelantó ya que no le teme a la Contraloría General de la República si aplica el Decreto de Urgencia expedido por el Ejecutivo para descontar de los haberes magisteriales los dias de huelga, bajo pena de denuncia por peculado a los funcionarios que no acataren la medida. Esto no significa, por supuesto, que escatimemos esfuerzos en reconocer la necesidad de una justicia y paz social en el Peru.
.
Con este telón de fondo, lo que carcome los cimientos de la institucionalidad del país es la impunidad frente a la corrupción, venga de donde viniere. Por ello, nadie entiende como es que una coartada que podría poner en un escaño al ex Presidente Fujimori en el Parlamento japonés, podría abrir un espacio político a algun heredero o heredera del ex mandatario con doble nacionalidad. Perú debe mantener fresca su memoria, aunque las más de las veces no ha sido así.
.
Mucho énfasis en la novela, y poca atención en los reales intereses del país. Dejemos, pues de lado, lo irreal, inventado y virtual, y centrémos en la realidad viva, actuante y palpitante. Y esto significa ponernos a trabajar seriamente para armar un blindaje de competitividad país para no asumir los pasivos totales de los acuerdos comerciales en camino, llevar la tecnología que ha dado éxito en la faja costera -Tumbes-Ica- a la sierra profunda que requiere de una réplica de las estrategias productivas de la costa para su despegue productivo y exportador; y, por ultimo, acelerar el paso en las nuevas concesiones para mejorar las carreteras, los aeropuertos y puertos y nuevos proyectos para la exportación en el territorio nacional.
.
Son estos tiempos en los que la agenda ejecutiva deben tener prioridad en los anuncios presidenciales. Tiempo de sembrar, para cosechar en breve en beneficio de las mayorías, pero con la ley en la mano que asegure autoridad y respeto a la libertad y la propiedad. El Peru está primero, por encima de cualquier interes personal o de grupo. Habrá que ver.