lunes, 28 de mayo de 2012

A BRECHA ENTRE LOS NATIVOS DIGITALES Y LOS INMIGRANTES DIGITALES EN EL PERU DEL SIGLO XXI


LA BRECHA ENTRE LOS NATIVOS DIGITALES Y LOS INMIGRANTES DIGITALES EN EL PERU DEL SIGLO XXI

Jesus Jimenez Laban

Veo cada vez más jóvenes que no miran de frente. Veo gente que escucha, pero no levanta la mirada. Veo a una persona que mientras atiende a otra,... hace multitareas con muchas otras en simuláteneo, a corta o larga distancia. Todos en su conjunto han migrado digitalmente rápido desde la televisión abierta, a la television por cable y de ésta a internet que empieza a ser desplazada por un ecosistema propio en la telefonía móvil que lo tiene todo: oficina, telefono, radio, TV, intener, video juegos etc., 

Es el rasgo distintivo de la sociedad del conocimiento que trae el blackberry, la tableta, el Iphone, I Pad, ITune, el móvil, la televisión digital en una era que ha convertido al hombre en lo que Toefler llamó prosumidor, es decir, el que crea y consume contenidos a la vez a través de internet. 

No es muy fácil ahora que alguien le dedique a otro toda la atención. Los cinco sentidos están ahora en diferentes partes. Valdría la pena ver por qué? Gerardo Arias, profesor de comunicaciones de la Universidad de Lima graficó muy bien esta realidad. Se fijó en la tremenda aglomeración para inscribirse en el Fonavi, un ejército de "viejitos" que por largas horas hacían cola en un banco del Estado para inscribirse en un padrón de papel porque les era muy dífícil trepar a la red digital para estar inscrito en apenas 10 segundos.

¿Quienes son estas personas? Son inmigrantes digitales -personas entre 35 y 55 años- en camino hacia un mundo que casi no nos pertenece, por lo menos si tenemos más de 35 años. Y es que el mundo del siglo XXI es de los nativos digitales como los llamó Marc Prensky, de aquellos que nacieron después de 1979 y tuvieron a su alcance en el hogar, establecimientos de estudio y de recreación computadoras o celulares bajo la influencia de la sociedad de la información y camina hacia el economía del conocimiento en un mundo hiperconectado. 

Los nativos estan muy acostumbrados a recibir y procesar la información mucho más rápido que los inmigrantes. Acostumbran realizar multi-tareas, casi totalmente digitales. Y el epicentro de esta revolución digital está no en las tecnologías que trae consigo sino mas bien en el desarrollo de contenidos.

Es por ello que los llamados nativos digitales empiezan a no entender el idioma de los inmigrantes por lo que éstos tendrán que aprender a hablarles ensus mismos códigos para no salir disparados de esa órbita nativa de plataformas que almacenan a You Tube, Twitter Facebook, blog, Flirck como redes sociales que acaparan todas casis todas las actividadees del mundo real, de los inmigrantes.

No hay otra forma de llegar a los jóvenes. Ellos han construido sus propios significados y sus propias costumbres en un escenario al que el derecho llega con retraso.

Pero no todo es color de rosa. Los jóvenes sufren ahora de infoxicación debido a la explosión de la información. Hoy más que nunca se aprecia el nuevo ángulo en una investigación. La ciencia y la tecnología les ha puesto las herramientas para que naveguen por redes electronicas parecidas a los rios caudalosos que son afluentes del Amazonas, Perú. 

Pero el alimento rápido de estos nativos no está en la tierra, ni en los bosques ni en las cuencias, sino en su mente. Sí, en su mente porque para ganarse la vida tendrán que aprender que captar valor, aportar valor y transmitir valor. 

¿Qué es el valor? Siguiendo la Real Academia Española valor es el "grado de utilidad o aptitud de las cosas, para satisfacer las necesidades o proporcionar bienestar o deleite". La clave de la riqueza es la generación de valor, es decir, desarrollar contenidos traducidos en producciones creativas en las redes sociales para alcanzar el bien común desde el poder, la rentabilidad de una empresa o la democracia participativa y solidaria desde la sociedad civil. A más originalidad y diferencia del resto, mayor gobernabilidad, utilidades o obras sociales este mundo global, según sea el caso. 

Si no fuera así, ¿de dónde creen que partió en tiempos recientes la caída de los dictadores que quisieron eternizarse en el poder? O, ¿por qué una fábrica de helados reculó en su campaña de 1 sol para preservar su imagen, reputación y utilidades? O ¿ por qué el cantante colombiano Juanes con sus 5 millones de seguidores en Facebook atrae a niños, niñas y jóvenes a su campaña "El arte como una alternativa de vida"

En todos los casos son los nativos digitales los que protestan on line contra un regimen injusto, una campaña empresarial mentirosa o se solidarizan para recaudar fondos al servicio de los demás. 

Existe, pues, un ecosistema que incorpora a estos seres digitales -personas trepadas en internet- que necesitará desarrollar contenidos, aplicaciones en telefonía móvil en una industria creativa que mueve siete trillones de dólares en el mundo (000000000000000000000000000000000000000000000000000000 y así sucesivamente...no alcanzan los ceros ni el entendimiento para imaginar tamaña cantidad). 

De manera el futuro es de los que más saben, por ejemplo, de los desarrolladores de contenidos de software, que se comercializan, son comprados por el público y al mismo tiempo son la nueva fuente franquicias y de patentes en los que somos casi nulos en el Perú.

¿Se entiende ahora por qué países tan distintos en credos, culturas, usos y costumbres como China, Japon, Singapur, Estados Unidos y Finlandia se preocupan tanto para desarrollar la ciencia, matematicas y tecnología? Para desarrollar la creatividad de los niños, aun en edad pre-escolar, porque es la edad en que se puede desarrollar habilidades y conocimientos de acuerdo a la demanda de un país. Porque saben que esta migración digital genera nuevos desafíos, o inventa nuevos formatos y obliga a rediseñar los procesos educativos. Es un mundo en el que los nativos digitales (que incluye a niños) aprenden , mientras ven televisión, escuchan música y estan conectados.

Por obra imprevista del destino, los jóvenes peruanos tienen ahora las tecnologias gratuitas a sus disposición. Nada son ellas sin contenidos. En el futuro, si no s ahora ya, conseguir un empleo será equivalante a ser nativo digital, pero superespecializado en desarrollo de contenidos, la nueva riqueza de los países emergentes.