miércoles, 15 de octubre de 2008

NUEVO GABINETE EMPRESARIAL Y POPULAR QUE PIDE TREGUA POR EL HOMBRE DE A PIE

Jesús Jiménez Labán
.
El Presidente Alan García ha pedido públicamente al nuevo Primer Ministros tres cosas: enfrentar la crisis internacional, combatir la corrupción y disminuir la pobreza.
.
Un buen comienzo puede ser la solución de la huelga médica teniendo como interlocutor al flamante ministro Oscar Ugarte. Sin embargo, por lo enredado del panorama político no son pocos los que creen que este gabinete será de corta duración, por lo menos hasta que termine la cumbre de APEC.
.
Si bien es cierto, tendrá un difuso apoyo en el Congreso y sindicatos de educación y construcción convencidos de que sus plataformas de lucha serán atendidas –incluyendo a los médicos-, tiene el respaldo temporal de la asamblea de gobiernos regionales, con excepción del de Puno, cuyo Presidente tiene planes federativos.
.
Sin embargo, no sólo hay conflictos potenciales –cerca de 35 actas sin resolver- que pueden perturbar al Primer Ministro. Hay factores que lo pueden desgastar, en cierto modo, tales como la elevación del costo de vida, el alza de los servicios públicos, el dólar y la caída de los títulos en bolsa junto con la restricción de las líneas de crédito que asfixian los negocios como generadores de empleo.
.
Lo que se ve venir, probablemente dentro del cálculo político del Presidente García, es más atención al clamor de las regiones y acción rápida del nuevo Primer Ministro para neutralizar a los opositores de izquierda que han organizado sucesivas protestas callejeras en demanda de mayor atención social y económica.
.
Con esto en mente es que el propio Simon ha pedido tregua a los sectores sindicales y ha hecho notar la importancia que tienen los empresarios por su inversión privada, pero al mismo tiempo un rostro humano en la economía. “Que los empresarios sientan de que hay necesidad de ellos, de que haya inversión privada, de que ganen, pero necesitamos que haya inclusión social", dice.
.
Para tales efectos, el Premier ha hecho lo que él llama una alianza o “gabinete equilibrado en la que hay sectores empresariales que son fundamentales y sectores populares”. Una primera lectura de políticos y empresarios es que este gabinete balanceado muestra una menor presencia aprista y tiende a preservar la política económica. Otro detalle importante, como apunta Cecilia Blume, es que los nuevos ministros conocen la lógica de la gestión pública porque todos han sido funcionarios.
.
Sin embargo, todos podrán el ojo en el presupuesto y en la reserva de contingencia –no más de 3 mil millones de dólares, según confesión del propio Luis Valdivia-, pero acaso será necesaria la expansión del gasto público ya que tenemos una inflación no por aumento de consumo sino por elevación del costo de las materias primas.
.
Son visibles dos actores en el escenario. En un extremo un presidente que lucha por deshacerse del lodo que rodea este escándalo y un ex presidente regional que se juega por entero en su carrera presidencial hacia el 2011, aunque esto le genere anticuerpos. Habrá confrontación entre dos estilos de hacer política, el de García y el de Simon.
.
Sea como sea, falta ver si la crisis económica hará que los extremos se junten.