miércoles, 30 de abril de 2008

LA FUERZA DEL PERU

¿QUE ES LO QUE NOS FALTA PARA ESTAR CON UN PASO ADELANTE?
.
Jesús Jiménez Labán (*)
.
En Cajamarca opera una de las inversiones mineras más respetables que tiene el Perú, pero curiosamente casi la mitad de la población no tiene acceso a la electricidad. La gente ve que las empresas invierten, extraen recursos y se van, dejando en abandono al poblador, cosa que parece no es culpa de la inversión sino un error de diseño en la obra social del Estado en el cumplimiento ineficaz e ineficiente de su rol promotor.
.
Hay dirigentes nacionales, regionales y locales que les encanta figurar y aparecer en pantalla y en los titulares sin darse cuenta que tras ese protagonismo se echa a perder, muchas veces, las aspiraciones de los propios pueblos porque se piensa en el interés personal más que en el bien común. Lo que hace un dirigente debe ser el sentir del pueblo que le dio con sus votos su respaldo y su confianza, pero no. Si persistimos en esta actitud, vamos a perder la autoestima como Nación.
.
Nunca antes hemos tenido tanta plata. El Presupuesto Público 2008 llega a 71 mil millones. Pero no hay capacidad técnica para ejecutar obras. Se requiere introducir una generación de profesionales bien pagados pero pocos arriesgan trabajar en la administración pública por el temor de ser demandados, sufrir una postergación o perder prestigio. Hay que formar y capacitar al burócrata porque de su formación y capacitación depende el avance de los negocios privados. Burócrata y empresario se necesitan mutuamente.
.
Asegurar una buena educación en los jóvenes es darles herramientas de triunfo y éxito en el futuro. Y es que la educación –después de la infraestructura y los impuestos - juega un rol crucial en la jerarquización de la agenda empresarial (CADE Trujillo 2007). No en vano en la India, que se perfila como la segunda potencia mundial antes del 2050, los padres de familia han decidido invertir en la educación de sus hijos, el único autentico pasaporte para asegurarles la entrada a este nuevo mundo, en vez de pensar en el carro nuevo, la ropa de moda o los viajes de placer. Gente sin educación, es gente que se queda atrás en la pobreza, el desconcierto y la desesperación.
.
¿Que es lo que falta al Perú para ser exitoso y global?
.
El hombre de a pie ha entendido que la nueva billetera está dentro de Internet, puerta de acceso para ventas internacionales y vía rentable para acumular dinero virtual, de manera que es ya cosa del pasado hacer negocios cara a cara, "person to person". El mandato de los tiempos es hacer dinero pero poner el hombro por la gente con quien uno trabaja. Asegurar el futuro de un empleado, es invertir a largo plazo. Respetar la propiedad intelectual y retener talentos en una organización, es levantar un blindaje que tiene que ver con la competitividad.
.
Por eso es importante entender la velocidad asombrosa de la innovación que crea competitividad. La primera revolución, basada en las telecomunicaciones, reemplazó el viejo abecedario (de la A a la Z) por un conjunto de algoritmos (00000000 y 1111111111) que no solo comprenden las letras, la escritura, el texto, sino también las voces y las imágenes. Es sobre la cresta de esta ola tecnológica que muchos peruanos –Lima y el interior- empiezan a hacer negocios en red, por ejemplo, desde una computadora puesta en cabina, con una clave Sol para tener acceso al portal de exportaciones de la Sunat y facilidades de transporte vía Serpost.
.
Sin embargo, está en ebullición una segunda revolución que tiene que ver con la mejora de las inversiones, en la salud, la alimentación y la industria para la exportación. Así, el exportador, sea en la agroindustria, la ganadería o la medicina, por ejemplo, sabe que asistimos a la segunda revolución a partir de la genética y la biotecnología. La ciencia y tecnología permiten clonar cuero de vaca, producir leche especial para salud de los enfermos y alargar la vida. No hay que invertir, pues, en tecnologías desfasadas sino estudiar el futuro para controlar el presente y no perder de vista los cambios revolucionarios que imponen la ciencia y la tecnología.
.
Todo empieza y termina con el ser humano. Sin embargo, en algunos casos el generador de empleo asegura su ganancia, vive el presente y olvida a la gallina de los huevos de oro, el empleado. Si se diera cuenta que con derechos sociales reconocidos habría mas rendimiento, eficiencia y eficacia, no habría resistencia para dar CTS, vacaciones, descanso, seguro de salud, pensiones, utilidades etc. La caza de talentos y su retención en su centro de laboral comienza con el reconocimiento de estos derechos.
.
Pensemos en los cincuenta años de atraso o más que tenemos respecto a muchos países y no perdamos el tiempo en hundir nuestro propio país.
.
(*) Consultor en desarrollo estratégico y Presidente de CENTRUM LABAN