domingo, 2 de septiembre de 2007

OTUZCO, OTRO DESTINO TURISTICO PARA LA AGENDA















LOS ATRACTIVOS DE ESTE ESCONDIDO LUGAR DEL PERU
.
Cualquier turista que venga del exterior podrá confirmar que el Perú es un país inacabable en términos turísticos. Es decir, puede encontrar en resúmen todos los atractivos que hubiera podido soñar en su vida. En efecto, aquí se encuentra en el Amazonas una de las cataratas más grandes del mundo con 700 metros de altura, tiene a su alcance la ciudad del Cuzco y la ciudadela de Machu Picchu, que para conocerla el turista no necesitan de tres días sino de treinta días. No menos importante es El Señor de Sipan, estadista de los tiempos pre-colombinos, Quelap, la ciudad perdida de los Incas en la exhuberante Chachapoyas, que desde hace diez años ha empezado a perfilarse con un proyectado flujo turístico similar a Machu Picchu.
.
En cada region del Peru hay un atractivo poderoso que nos hace detener en la historia. Este es el caso de Otuzco, un distrito olvidado caracterizado por su puente colgante, por sus mujeres que salen a los rios a lavar la ropa de sus hijos, la muerte de los peces de sus ríos por contaminacion minera y niños que prefieren increíblemente no ir a la escuela para ayudar a sus padres en las faenas agrícolas y mineras. Otuzco es uno de los lugares de Cajamarca donde las familias tienen entre 15 y 20 hijos por familia y muy pocos reciben un ingreso decente porque venden un litro de leche a solo 40 centavos de sol a poderosas empresas lácteas del país.
.
Sin embargo, este verde lugar cajamarquino alberga entre sus gigantescas rocas las "Ventanillas de Otuzco" que son los nichos en los que reposan los restos de los antiguos peruanos. Se comprueba aquí que fue una costumbre generalizada el culto a los muertos y la conservación de los restos de nuestros antepasados. Lo que suscita curiosidad en estos cementerios incaicos es que el hombre de esa época tuvo habilidad para perforar con perfección la piedra haciendo nichos múltiples para los hijos de la nobleza que primero eran enterrados en el suelo y luego de un tiempo traslados sus cráneos y algunos huesos largos a estas labradas ventanillas pétreas que fueron depredadas a su paso por los españoles.
.
Siendo un monumento arqueológico, estas piedras -que empiezan a sufrir un desgaste por el paso del tiempo- son protegidas con plantas de tuna y de méjico por el Instituto Nacional de Cultura para prevenir y evitar su acelerado deterioro, aunque lo más urgente sea levantar una cubierta sobre esta monumental arqueología, tal como se ha hecho con el "Cuarto de Rescate" de Atahualpa, ubicado a unos 30 metros de la Plaza de Armas de Cajamarca.
.
No solamente hay ruinas arqueológicas, paisajes con familias ganadera y agrícolas, ríos envenenados. También encontramos las flores más exóticas como "Hortencia", de origen japones que embellece las villas colindantes a Yanacocha, una de las mayores minas de oro del continente, cuyos mineros trabajan unos años en la mina, sufren, hacen dinero y luego migran a la ciudad para comprar una casa y otra en el campo para dedicarse a la ganadería o a la agricultura haciendo realidad el sueño de su vida. También he visto empresarios prósperos, como no puede ser de otro modo, que usan un aeropuerto con naves pequeñas, infraestructura instalada muy cerca de la mina.
.
Parte de esta gente se ha unido, por ejemplo, con un ejemplar ciudadano suizo que ha traído al Perú en su fundo "Los Alpes" su tecnología, sus conocimientos y trabaja con gente campesina peruana en la elaboración de quesos suizos, mantequilla, yogurt y otros productos de valor agregado. Este fundo tiene las razas de ganado más conocidas del mundo, entre ellas la Holstein que junto a la calidad de los pastos, aseguran una moderna ganadería lechera. Cada vaca produce -sin uso de maquinas y con ordeñamiento manual- 30 litros por día por espacio de seis meses. Una vez transcurrido ese tiempo, se deja descansar al ganado por espacio de tres meses. El excedente de producción, un 40%, también se vende a empresas lácteas que recolectan el producto lechero en todas las cuencas del país.
.
De manera, pues, Otuzo puede ser otro punto más en el recorrido turístico. Permite ponerse en contacto con la realidad profunda del Perú, conocer el pasado, ver el presente y encontrar nuevas formas de vida para mejorar el bienestar de esta gente que ve en la minería un boom temporal y centra su pensamiento en un futuro con más agricultura, más ganadería y más turismo.