domingo, 7 de septiembre de 2008

LOS DERECHOS HUMANOS



Jesús Jiménez Labán (*)
Por su enorme diversidad en el campo de la justicia y el derecho, no podríamos hablar de derechos humanos como el acceso exclusivo a un grupo de personas. Los derechos humanos son mucho más extensos y profundos como para reducirlos a un grupo social. Sin embargo, sería útil a la sociedad tener una visión rápida de estos derechos que son mucho más antiguos que los derechos consagrados en la Carta Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas.
.
Podríamos decir que las grandes inspiradoras de los derechos humanos han sido las religiones. Empezando por el cristianismo y el islamismo, alejándonos de todo contenido político e ideológico, se expresa en estas corrientes la promoción de la solidaridad humana, la unidad caritativa, trabajar de manera unida al servicio del bien común. Tan es así, que la Carta de las Naciones Unidas no es sino el reflejo de los 10 mandamientos de la Ley de Dios que mostró Moisés en el Antiguo Testamento, según varias opiniones en investigaciones serias.
.
Otros aseguran indistintamente que los derechos humanos se remontan al Código de Hammurabi, el primer cuerpo legal organizado de la humanidad; a la filosofía de Buda en la India que velan por la protección ecológica; a Confucio en China que promueve una educación masiva; a los griegos y los romanos que protegen el derecho al conocimiento y a la educación de todos los ciudadanos.
.
En América Latina, las primeras nociones sobre derechos humanos vienen desde Europa, con marcada influencia occidental en el hemisferio la Declaración de la Independencia de los Estados Unidos en 1776. La Carta Magna de Inglaterra y las ideas de la Revolución Francesa, aunque por la intervención de Napoleón Bonaparte son fuentes legales de primera línea.
.
Hay quienes creen que entendiendo estos orígenes podemos entender el comienzo de la historia. Ya, desde mucho antes se hablo del fin de la historia. Primero con Hegel cuando creyó que la Prusia seria la máxima expresión de desarrollo; luego con Marx en la creencia de que la solución a los problemas sociales a través de un estado proletariado y partido único más allá del poder liberal y de la industrialización. Vino luego la Revolución Bolchevique que, según algunos, fue interrumpida en su avance del ejercicio de los derechos humanos por el estalinismo, el fascismo y el nacionalismo.
.
En cierta manera, la Carta de las Naciones Unidas viene a aclarar el panorama, pero no fue el fin de la historia porque se inicio, más bien, el balance del poder, después de la II Guerra Mundial, el periodo de la Guerra Fría. No pocos creen que hay que ver como punto de partida del ejercicio de los derechos humanos a la Organización de las Naciones Unidas que sientan las bases del derecho enfocado en la dignidad de las personas. Últimamente, el mundo asistió a “El fin de la Historia” con Francis Fukuyama, pensador estadounidense que sostuvo que es el fin de la evolución histórica y que el modelo definitivo para toda la vida es el liberalismo
.
Ahora que recordamos algunos lejanos antecedentes y ópticas actuales, alguien preguntaría cómo se manifiestan estos derechos humanos. Primero están los derechos vinculados a la dignidad –la nacionalidad, los credos, el sexo, la igualdad de género, la raza-. Por el ejercicio de la Declaración Universal de los Derechos Humanos sobresalen los derechos fundamentales de las persona humana, tales como el derecho a la vida, la libertad, la propiedad, la seguridad, a no ser detenido de forma arbitraria, el habeas corpus, la acción de amparo, la acción de cumplimiento, las acción popular, el habeas data etc.- Aquello de que toda persona es inocente mientras no se pruebe lo contrario, el trato justo en los negocios, el debido proceso en los juicios civiles, penales y administrativos. La no discriminación, el derecho al buen nombre, igualdad de oportunidades etc.
Luego vienen los derechos civiles –la no discriminación,; están los derechos políticos, los derechos sociales, los derechos económicos, los culturales, y los derechos que vienen aparejados en la globalización. Incluso, hay quienes creen en una libertad negativa es decir la facultad perversa del hombre para transgredir estos derechos y hacer tabla rasa de los mandamientos de las Naciones Unidas contra la crueldad, la opresión, la tortura, la violación de los derechos soberanos, obviamente cosa absurda e ilógica.
.
Con el respaldo de Convención de Ginebra, de las Naciones Unidas, el Pacto de Derechos Civiles y Políticos, la Convención sobre Educación, entre otros documentos, estamos todos llamados a la universalización de los derechos humanos, teniendo como instrumentos poderosos la educación, las tecnologías de información y las telecomunicaciones para el desarrollo e integración de los pueblos.
.
Los derechos humanos tienen a universalizarse con la globalización, a través de los medios de comunicación. Hay que señalar que hay intima relación entre paz (que se obtiene con justicia), democracia (no dando las espaldas al pueblo), desarrollo (no solo crecer sino promover el crecimiento humano), educación (foco del saber que permite conocer los derechos humanos) e información (las técnicas para hacer conocer estos derechos fundamentales.
.
Los derechos humanos, ¾ de países en el mundo los acogen, no son sólo para exhibirlos con orgullo al mundo sino con expresión suprema de la civilización de la paz.
.
(*) Presidente de CENTRUM LABAN, Consultor en Desarrollo Estratégico y Profesor Universitario.