domingo, 4 de mayo de 2008

CONSULTORIA DE INTERNET

UN NEGOCIO QUE VENDE TALENTO Y CONOCIMIENTO ESPECIALIZADO
.
Jesús Jiménez Labán (*)
.
De la misma manera que innumerables empresas de "fast food" sirven a domicilio pizzas, comida china, pollo a la brasa, múltiples empresas de Internet venden vía Web productos que no están en los anaqueles sino en los del fabricante, como afirma Luis Puchol en su libro “Cómo Crear tu empresa y convertirte en tu propio jefe”. Bien podría decirse que la consultoría por Internet se está convirtiendo en la nueva industria del siglo XXI. Es la ventaja que tienen ahora los negocios de poder cobrar mediante cargo –vías tarjeta de crédito o de débito- en la cuenta del comprador.
.
Después de la explosión de la llamada burbuja tecnológica de fines de los noventa, que disparó artificialmente el valor de muchas empresas en el mercado global de Internet desplomándose luego como castillo de naipes, hay dos exigencias mínimas que especifica David Roldan en su libro La tecnología e-business para no repetir el error : que la solución tecnológica aporte valor real al negocio y que sea reducido el riesgo de inversión. Vistas así las cosas, la consultoria de internet vuelve con furor entre millones de usuarios. Tan es así que este fenómeno se parece al que vivió el cine mudo en blanco y negro de los años 20 cuando aun no existían el color ni el sonido ni los Oscar, según fuentes familiarizadas con la situación.
.
Lo que buscan los usuarios en una consultoría es servicio integral. El cliente no tiene tiempo para moverse de un lado a otro. Busca, por lo general, sitios donde profesionales y empresas ofrezcan todo junto, las soluciones completas. Para retener a un cliente, según investigaciones locales recientes, no sólo hay que optimizar el portal para retener a los visitantes, posicionar la web para tener mayor tráfico, sino también generar confianza de clientes potenciales brindando calidad en el servicio porque lo que necesita una consultoría es aumentar su base de datos de clientes, desarrollar web rentables y mejorar la calidad de los servicios de asesoría y formación de marketing en el ciberespacio”.
.
Para tener éxito en consultoría on line es necesario saber rodearse, tener una amplia red de contactos que permitan el posicionamiento en el mercado utilizando el networking, un arma poderosa para conocer la plaza y que ésta lo conozca y al mismo tiempo tener una plantilla de profesionales especializados para hacer productos y servicios adaptados a las necesidades de los clientes. Hay que recordar, siguiendo a Bruce Hallberg en su Networking: A begginers guide, que el networking es básicamente el movimiento de data de un punto a otro. “El establecimiento combinado de contactos (blended networking) es una aproximación a la red social que combina elementos en línea y del mundo real para crear una mezcla”.
.
Como se trata de ahorrar costos, lo recomendable es usar la tercerización. Sin embargo, la inversión mínima necesaria se calcula en alrededor de US$ 10.000 (Diez Mil Dólares Americanos), cantidad que se desagrega en gastos de constitución (US$ 250), Alquiler de local (US$ US$ 1300) primer mes más dos de garantía) personal calificado (US$1400), Reforma y Mobiliario (US$ 2500), Hardware y Software (US$ 12.000) y otros, según varios estudios.
.
La competencia es enorme, más aun en un mercado altamente expuesto al intrusismo, gente no preparada que "malea" el negocio. Por el momento, los estudios de mercado señalan que el margen de beneficio es entre 30% y 40%.
.
Más allá de ello es importantísimo contratar gente polivalente. Si bien en un inicio se puede hacer caminar el negocio junto de dos profesionales en herramientas de programación y diseño, el siguiente paso es contratar profesionales con alta especialización, el gran escudo de la consultoría. Y lo que necesita, concretamente es gente capacitada en elaborar estudios de mercado sobre el posicionamiento de la competencia en red, o contactos con empresas especializadas en legislación electrónica y protección de datos (Ej: adaptación de una pagina web a la Ley de Protección de Datos), o creación de plataforma B2B (negocio a negocio) y B2C (Empresa a consumidor), además de programadores, diseñadores y consultores comerciales.

En una palabra, en Internet todo está aún por hacer, se puede trabajar por cuenta propia y aquí el negocio está en vender conocimiento especializado -inventando nuevas soluciones en cada proyecto- y profesionalismo, cuidando el capital intelectual, el activo más valioso de la consultoría. Todo lo demás es marketing cuidando desde la imagen
personal, la presentación de la oficina hasta la decoración de la sala de reuniones.
.
(*) Consultor en desarrollo estratégico y Presidente de la asociación civil CENTRUM LABAN

Fuentes:

ESTUDIOS ESPECIALES, CENTRUM LABAN
NETWORKING: A BEGGINERS GUIDE (GUIA DE PRINCIPIANTES), Bruce Hallberg
FUNDAMENTOS DE MARKETING, Philip Kotler
COMO CREAR TU EMPRESA Y CONVERTIRTE EN TU PROPIO JEFE, Luis Puchol
TECNOLOGÍA E-BUSINESS, David Roldan