lunes, 21 de enero de 2008

PELIGRO DE RECESION EN ESTADOS UNIDOS ARRASTRA AL COLAPSO DE TODAS LAS BOLSAS EN EL MUNDO

¿ES SUFICIENTE EL PLAN IMPOSITIVO CONTRA LA RECESION?
.
Por Jesús Jiménez Labán
.
Fue una caída atroz. En sólo un día los inversionistas de las bolsas de Europa han visto desaparecer 300.000 millones de dólares. En Asia se apoderó el mismo nerviosismo que arrastró pérdidas considerables en sus índices bursátiles entre 4% y 7%. En la región los índices cayeron severamente en un promedio de 6%, incluyendo Argentina, Brasil, Chile, México. Estados Unidos, donde Wall Street el pasado lunes negro mantuvo sus puertas cerradas por el feriado nacional del Día de Martín Luther King no hizo sentir sus efectos entre los inversionistas que toman "medidas irracionales arrastradas por codicia, especulación y pánico", según fuentes familiarizadas con la situación.
.
El colapso de todas las bolsas del mundo recuerda la fuerte caída que sufrieron los induces bursátiles globales después de los atentados 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos. Y en Perú la Bolsa de Valores de Lima se hundió con un índice selectivo en 8.5%, crisis que pasado el mediodía la obligó a la rueda bursátil a suspender temporalmente sus operaciones. lo cual permite el reglamento cuando cuando las acciones se disparan excesivamente y pueden perjudicar económicamente a muchos tenedores. La Bolsa limeña, golpeada también por el retroceso de los precios de los metales, tuvo su peor crisis desde hace trece años cuando se produjo el conflicto bélico entre Perú y Ecuador. . Quienes tratan de explicar este fenómeno dicen que los mercados no han asimilado bien el paquete de estimulo financiero de unos US$ 145.000 millones en recortes impositivos para alentar el gasto y promover la producción anunciado por el Presidente estadounidense George W. Bush ante una posible recesión debido a la crisis hipotecaria subprime y la consiguiente restricción de los créditos. Dicho de otro modo, el plan de Washington no ha estimulado suficientemente a los consumidores y agente productivos debido a que ha sido “demasiado poco, demasiado tarde”, según la firma de corretaje de valores Fulbright Securities.
.
Este se produce por un factor de confianza ya que la reacción es eminentemente sicológica. El impacto de la incredulidad en las medidas anunciadas es tan grande que se empieza a hablar de una nueva reducción de los tipos de interés, mientras se produce la caída del petróleo a 89 dólares barril y de las principales monedas del mundo, entre ellas el dólar, el euro, el yen ante la posibilidad de una contracción de la demanda por el ingreso a una recesión en Estados Unidos, la economía mas grande del planeta, aunque el gobierno de Bush se niegue aun a reconocerla con todas sus letras. . Entretanto, esta crisis ya ha empezado a cobrar sus primeras víctimas. La severa baja de utilidades del City Bank, la perdida por hipotecas del Banco de China, el tambaleo por crisis de los bancos alemanes y la eliminación de empleos británicos en el Credit Suisse, nos anuncian una crisis de enormes e insospechadas proyecciones. “La situación es grave”, según Dominique Strauss-Kahn, director del Fondo Monetario Internacional (FMI)
.
Quedan siempre como refugios los bonos, el oro y el franco suizo que se han vuelto sumamente apetitosos entre los inversionistas que ven en el mercado estadounidense un mal manejo de la política monetaria. "Alan Greenspan bajo severamente los tipos pero Bernanke los volvió a subir y ahora ha empezado una inestabilidad en los mercados que puede acelerar la tendencia vendedora en los mercados", comentan nerviosos agentes económicos.
.
Habrá que ver si realmente el plan Bush es suficiente para evitar una recesión en la economía de Estados Unidos.