martes, 22 de enero de 2008

¿ESTAMOS PREPARADOS PARA RESISTIR LA DESACELERACION ECONOMICA QUE SOBREVUELA ESTADOS UNIDOS?

NUBARRONES EN EL HORIZONTE
.
Por Jesús Jiménez Labán
.
La caída de las bolsas en Asia, Europa y América es una turbulencia que va a continuar de manera que los mercados deben estar prevenidos. Como se recordará en el último lunes negro los índices bursátiles cayeron entre 4 y 7%, a una distancia bastante próxima, 10%, para que se produjera un crash bursátil que es caída drástica de acciones y pérdida generalizada de patrimonio.
.
Este colapso que pone nerviosos, temerosos y malhumorados a los inversionistas sirvió también para confirmar que las acciones de las plazas bursátiles en la región estuvieron algo infladas, según fuentes familiarizadas con la situación.
.
Sea como fuera, la Reserva Federal de Estados Unidos ha reaccionado enérgicamente. Disparando todas sus balas redujo de manera drástica su tasa de interés a 3.5%, (una disminución de tres cuartos de punto porcentual), el mayor recorte registrado en los últimos 25 años. De este modo, si los mercados no reaccionan, la Reserva Federal toco fondo. Claro, las bolsas de Europa y América Latina recuperaron en cierto modo la calma, pero los nubarrones siguen en el horizonte.
.
Algunos críticos dicen que la reacción enérgica de la Reserva Federal fue tardía porque espero demasiado para regular su política monetaria y bajar los tipos mientras el mercado inmobiliario se desplomaba, los papeles hipotecarios caían y los bancos restringían las líneas crediticias a sus clientes. La preocupación mayor ahora es si el mercado crediticio, del cual se esfumaron el año pasado 100 mil millones de dólares, va a contagiar al mercado asegurador, lo cual pone más nerviosos a los agentes económicos.
.
Si la baja de interés llega tarde, como piensan algunos, ¿qué puede pasar entonces? Sin animo de hacer titulares alarmistas, hay razones para pensar que el mercado asimilará de manera lenta el paquete de estímulo de la economía estadounidense, que quiere bajar impuestos por 145 mil millones de dólares. Este escenario es el que, precisamente, empujó a sincerarse a Dominique Strauss-Kahn director del Fondo Monetario Internacional (FMI) al calificar de muy grave la situación porque todo el mundo sabe que si la salud de Estados Unidos empeora, los países complican su existencia.
.
Dentro de este contexto ciertamente difícil, ¿puede América Latina sobrevivir en medio de estas aguas embravecidas sobre las que sobrevuela la recesión?
.
Francamente, las opiniones están divididas. Unos dicen que de todo lo que el mundo exporta, un 14% se destina a Estados Unidos, de manera que si la economía se desacelera lo que podría pasar es que los consumidores y las empresas de ese país no compren bienes y servicios a países que dependen del consumo americano y, por tanto, podrían estar más expuestos porque dejaran de vender como antes, por ejemplo, metales industriales y materias primas.
.
Sin embargo, otros opinan que la mayoría países de América Latina, con excepción de México y América Central, se encuentran bien afianzadas, es decir, tienen "de dónde agarrarse" -como China, España y países de la Unión Europea-para no ser arrastrados por la crisis económica estadounidense. En todo caso cualquier contracción vendría de China como reflejo de la recesión en Estados Unidos.
.
Últimos estudios de CEPAL (Comisión Económica para América Latina y el Caribe) afirman que América Latina cuenta con un buen blindaje para encarar una crisis interna dado que la mayoría de países, entre ellos Perú, tienen las cuentas fiscales en orden y superávit comercial.
.
Sin embargo, como ocurre en estos casos, habrá que ver qué tan preparada esta la región para resistir los vientos que soplan desde el norte.