lunes, 21 de enero de 2008

INMINENTE RECESION ENSOMBRECE EL MUNDO


¿PUEDE GOLPEARNOS UNA RECESION EN EE.UU?
.
Por Jesus Jimenez Laban
.
Ahora que la economía se vuelve un tema central para políticos e inversionistas sigue la controversia acerca de si estamos o no moviéndonos hacia una recesión en Estados Unidos. Ben Bernanke, Presidente de Reserva Federal descarta una recesión en ese país, pero la realidad económica muestra, por ejemplo, que suben los precios de la gasolina y los alimentos, factores que, según los analistas, confirman una desaceleración de la primera economía del mundo.
.
Además, hay una crisis de vivienda con escaso crédito que empuja los precios de los bienes raíces hacia abajo, una creciente preocupación hipotecaria que contagia a los mercados financieros del mundo y problemas de morosidad bancaria entre los tenedores de tarjetas de crédito junto con bancos que hacen prestamos con mucha dificultad a sus clientes en actividades productivas.
.
Así están las cosas en Estados Unidos. De manera que si esto no es recesión, ¿qué podría ser?
.
Sin embargo, según el plan Bernanke, lo que se puede hacer para estimular la economía es un cóctel de medidas que contemplaría no solo el reajuste de tasas interés y exoneraciones tributarias sino también el aumento de gasto público para generar confianza entre el consumidor y el productor, cosa que se ve empañada por las turbulencias financieras en todas las bolsas del mundo. En esta misma línea, hay quienes creen, como el famoso economista Isaac Cohen, que lo que tendrá efecto inmediato será la baja de tasas prevista para fines de mes y un efecto el 15 de Abril cuando se pagan impuestos en Estados Unidos.
.
La economía es un tema tan gravitante que en tiempo de elecciones presidenciales ha desplazado otros temas que parecían de mayor peso, tales como la guerra de Irak, el legado de George Bush y la seguridad. La economía, pues las cosas no están normales, ocupa el centro del debate entre los candidatos demócratas y republicanos en su carrera hacia la Casa Blanca, pero quedan todavía una pregunta flotante entre los nubarrones financieros: ¿Puede esto ponerse peor?
.
Si vamos directo a una recesión nadie puede saberlo. Solo conocemos que la economía ha caído en el trimestre pasado, -baja producción manufacturera y caída de empleo-, pero se necesita dos trimestres de crecimiento negativo para confirmar que hay recesión. Existe un respetable estudio de la Organización de las Naciones Unidas que advierte acerca de una desaceleración moderada del crecimiento global este año. De existir, los economistas han inventado vacunas fuertes contra desviaciones en los ciclos económicos y hoy día las recesiones son cada vez mas cortas. Una recesión, a estas alturas, contraería las exportaciones en Estados Unidos y otras economías del mundo tendrían también que comprimir su producción por dificultades para vender.
.
De manera que los riesgos de un mayor deterioro de la más importante economía del planeta pueden empujar hacia abajo los precios del petróleo porque se reducirá el consumo de energía en Estados Unidos. Siguiendo el mismo documento de la ONU es posible que países como Argentina, Chile, México y Perú vean mermadas sus exportaciones cuando sus materias primas y alimentos, que han ayudado al desarrollo, experimenten un retroceso en los precios.