domingo, 11 de julio de 2010

Centrum news

MUCHAS NOTICIAS EN POCAS PALABRAS

¡ATENCIÓN EXPORTADORES!

China podría empezar a decrecer desde ahora. La Bolsa reporta que a pesar de un robusto crecimiento de 11.9 por ciento en los primeros 4 meses del año, China ha sufrido un bajón por el declive de las compras en Europa atacada por la crisis financiera. Para compensar ese déficit, Beijing mira hacia adentro tratando de recuperar poder de compra en la población. Los contratos se pactan a 6 años, los sueldos han aumentado en 17 por ciento y hay estímulos para compra interna de electrodomésticos. Parece que la apreciación en 0.5 por ciento de yuan no es necesariamente una bala de plata. ¿Qué les parece?

POBRES VIEJITOS

Hay gente que pierde los ahorros de toda su vida como pensionista porque otros que trabajan su dinero en las bolsas tienen conductas irresponsables. Realmente duro el Financial Times cuando llama la atención a los reguladores que permanecen con los brazos cruzados frente a lo que el poderoso e influyente diario británico llama la conducta antisocial de empresas listadas en las bolsas del mudo. Obviamente, se refiere al grupo de insiders (gente que tiene información bursátil privilegiada) y hace fortunas a costa de los inocentes pensionistas. Dice que es como poner a un gato en medio de palomas y que estas prácticas frenan el bienestar social como las carreras armamentistas. ¡Plop!

O REDUCIR GASTO O AUMENTAR INGRESOS

El Washington Post en uno de sus sesudos artículos escritos por la Comisión presidencial de Déficit y Deuda admite que aun cuando EEUU creciera por dos décadas consecutivas no podría remontar su problema de deuda. El presupuesto federal, agrega, es consumidor por tres programas Social Security, Medicare, Medicaid. El resto presupuesto, -esto me parece increíble- estaría financiado por China en educación, dos guerras, cultura, arte, seguridad etc. Califican el déficit como un cáncer fiscal dentro del propio presupuesto. Solo hay dos soluciones. Reducir el gasto o aumentar ingresos, pero los republicanos, según se dice aquí, se oponen al aumento de impuestos.