domingo, 5 de agosto de 2007

UNA PEQUEÑA EXPERIENCIA PARA UNA GRAN VISION

Por Jesús Jiménez Labán
.
¿En qué situación estamos?
.
Aunque es doloroso reconocerlo, lo cierto es que todavía hay pequeños empresarios en las provincias del Perú que usan conceptos de fines del siglo XX para administrar sus negocios. Y lo peor del caso es que creen que van en el rumbo correcto. Esto requiere un cambio de raíz porque no es posible que gente que maneja capitales, decide la vida de familias enteras, de muchos empleados y aporta impuestos al desarrollo del país, no tenga una hoja de ruta en este momento de mundialización de los negocios.
.
La misión del pequeño empresario
.
El destino de un pequeño empresario no es crecer hacia adentro porque no tiene mercado. Su misión es crecer hacia fuera y asimilar los nuevos contenidos de la gerencia del siglo XXI con miras a los negocios electrónicos, el desarrollo de software para agilizar procesos, la nueva gerencia corporativa y los nuevos conceptos laborales que se requieren para armonizar la empresa privada con el desarrollo del país de la mano con la justicia social. Solo entonces, este pequeño empresario podrá iniciar un viaje hacia el cambio, la globalización y el hallazgo de nuevos espacios para crecer, generar empleo y asegurar el futuro de su organización.
.
¿En qué cambiar?
.
Hay que decirlo con entera confianza en que el futuro será distinto. El hombre de negocios no conoce dónde está por conocimientos desfasados, no sabe adónde va por escasez de recursos gerenciales, de gestión, de capital intelectual y soporte informático y, por último no conoce qué es lo que hay que hacer, cómo comenzar y con quién o con quiénes. Son, ciertamente, tres situaciones aparentemente simples, pero de enorme significado cuando tengan ante sus ojos el tremendo reto de la competencia frente a los “comercial agreements” o acuerdos comerciales, también conocidos como Tratados de Libre Comercio (TLCs), a partir de Estados Unidos, Unión Europea y Asia Pacífico.
.
La importancia de la gestión del conocimiento
.
Esto es tremendamente serio. Tendrán dentro de poco dificultades los empresarios que han creado negocios sin tener en cuenta este contexto. Para justificar su existencia como empresario, el peruano debe darse cuenta que tiene dos alternativas: o crea una empresa para penetrar mercados internacionales en alianza con capitales extranjeros o crea una empresa para hacer negocios conjuntos con una multinacional que viene en busca de know how. De la primera, podemos señalar que no repite los conceptos tradicionales en los cuales descansaba el empresario antiguo. Es decir, la gerencia como una herramienta de manejo empresarial, los procesos como sinónimo de gestión eficaz y los recursos humanos juntos con los recursos materiales. Claro está, los recursos internacionales se mueven todavía alrededor de estos conceptos, pero mandan más el talento, el conocimiento aplicado (software) y la inteligencia económica para adelantarse a los acontecimientos y atacar por retaguardia al competidor.
.
En cuanto a la segunda tiene que ver con conocimiento profundo del mercado local, la gran defensa de las empresas peruanas si llegan a un entendimiento con empresas extranjeras que desean vender sus productos y servicios en el mercado peruano. Se trata de crear condiciones especiales para ser siempre indispensables –aunque este concepto sea rechazado por la gerencia moderna- lo cual quiere decir que una empresa peruana que se asocie con una transnacional debe generar conocimiento nuevo siempre, desarrollar software para hacer las cosas en menos tiempo y armar cadenas de personas que conozcan el teje y maneje del negocio en cada etapa del proceso. No hay otra forma de justificar la existencia.
.
“Ningún empresario peruano que haga negocios conjuntos con un extranjero tiene que agachar la cabeza por falta de conocimientos. Es por el socio local que el hombre de negocios que viene de afuera, puede caminar, tiene linterna para avanzar en la oscuridad y es brújula para el camino de la competencia”, afirma Luis Enrique Jiménez Labán, gerente de una empresa emergente en la ciudad peruana de Chiclayo.
.
Jiménez Labán cree además que un verdadero líder, no por formación sino por vocación, debe saber rodearse para formar cadenas productivas, asociativas y competitivas, de tal manera que quien ingrese al mercado local, tenga un aliado poderoso del que difícilmente puede prescindir. Los negocios modernos son para crecer juntos no para que el más poderoso absorba al otro por asfixia financiera.
.
La pelea por el conocimiento
.
El mundo de hoy, como está escrito en miles de libros, es la pelea por el conocimiento. La guerra de talentos, por ello, no es una simple expresión. Es la realidad que nos describe tres cosas: 1.- La aparición de head hunters (caza talentos) 2.- La generación de conocimiento traducido en software 3.- La información de vanguardia como abre-trocha hacia nuevos mercados. Todo esto tiene un denominador común: el poder de las ideas, la selección de personas y la construcción de procesos para hacer que las cosas sucedan en un proyecto, en un plan de negocios y en una empresa, todo orientado a los negocios internacionales.
.
Se necesita líderes en la educación
.
Las universidades del país no están enfocadas en esta línea de acción. La educación allí es sumamente deficiente, lo cual preocupa porque no hay tiempo que perder. No pocos padres de familia, profesores universitarios y empresarios antiguos deben haberse preguntado qué pasó con la empresa local que ve pasivamente cómo capitales del exterior se instalan en el mercado peruano y triunfan solos cuando deberían tener el contrapunto de la creatividad peruana internacionalmente reconocida.
.
Surge de pronto la urgencia de actualizarse en un todo integral.
.
Se ha dicho que un líder nace cada 200 años y marca una época. De allí que muchos quieren serlo, pero no pueden porque sencillamente no tienen habilidades para atraer gente que se identifique con él, hacer caminar una misión o aplicar una idea de negocios. Si tiene estas tres cosas –persuasión, emprendedorismo y creatividad- todo lo demás es superficial, porque tiene lo principal para que una empresa tenga bases sólidas, reflejos y salvavidas para tiempos de emergencia.
.
Hay que reaccionar con estos tres factores. Se requiere con urgencia head hunters para ubicar y contratar líderes de negocios en la empresa privada y en la empresa pública. Estos líderes, que tienen el emprendedorismo y la creatividad en las venas, serán los elegidos para conformar la nueva casta gerencial del país. Tras ellos pueden venir los talentos que reciben formación universitaria para ser gerentes, aunque los conocimientos que reciban, sirvan solamente para entender la visión, la misión, las metas y los objetivos de los grandes.
.
Lo que quiero decir es que se necesitan rambos en las universidades para hacer negocios internacionales. Y esto pasa por un entrenamiento en laboratorios informáticos sobre negocios virtuales, conocimiento de derecho –en las disciplinas constitucional, penal, civil, concursal, comercial, tributario financiera, bancaria, bursátil, aduanera, migratoria, laboral informática, así como técnicas de negociación que desarrollen en el empresario emprendedor herramientas de persuasión en la solución de conflictos no sólo entre sindicatos sino entre inversionistas.
.
Se necesita, pues, pequeños empresarios con estos conocimientos de manera tal que puedan desenvolverse sin contratiempos en negocios que requieren de toma de decisiones rápidas en las cuales una demora en consulta puede ser la pérdida de un negocio. Lo que se quiere es lo de siempre: saber primero para poder mandar en toda la cadena de mando, algo que debe hacerse cuanto antes en módulos (programas para ejecutivos) de ocho meses, con certificación de calidad y refrendo internacional, a partir de organizaciones como USAID, GTZ, fundaciones europeas y asistencia técnica asiática.
.
Una formación integral
.
Muchas empresas bebés nacen, pero mueren en el camino. Sus fundadores, gestores o empresarios no estuvieron debidamente capacitados para gerenciar esos negocios. Es gente que estudió en las aulas universitarias por complacer a sus padres, por tener un simple cartón o para conseguir ascenso o aumento de sueldo en un empleo. El resultado fue que egresaron si saber hacer empresa, desarrollar ideas o abandonar un mal negocio a tiempo como también ocurre en los pequeños negocios de vida corta.
.
La formación debe ser integral, pero en corto tiempo, de tal manera que los módulos sean cancelatorios, es decir, el empresario emprendedor podrá acceder a cada uno de ellos en cualquier momento, sin pre-requisito, dándole facilidades para que después se actualice en los módulos que todavía no ha llevado, con lo cual ningún empresario estará desfasado con respecto al cumplimiento de una currícula internacional.
.
Los requerimientos
.
Estos módulos corporativos, como plan piloto pueden comenzar, en las regiones del país. Se requerirá el aporte de las cámaras de comercio, de la banca, de las universidades, de entidades públicas, vale decir, profesionales que no abundan en teoría sino en una explicación pedagógica de sus experiencias, lo cual facilitará la implementación de grupos de trabajo que aplicaran los conocimientos recibidos en la elaboración, la implementación y la ejecución de de un proyecto, tres pasos distintos que pueden ser parte del trabajo de investigación aplicada en diferentes especialidades, según las demandas empresariales de la región y del mercado internacional, a partir de la agro industria, negocios electrónicos, exportación de cultivos no tradicionales con valor agregado, exportación de servicios, entre otros.
.
A mi modo de ver, ésta sería la primera experiencia en hacer negocios desde el laboratorio de las aulas. Y todo esto dentro de un ambiente de aprendizaje continuo. Los que se detengan, mueren irremediablemente en los negocios porque así lo manda la hora presente. Prohibido detenerse, los negocios no deben parar.
.
Quien gerencia una universidad de comercio exterior debe tener en cuenta varios factores, tales como la precisión en la entrega de certificados y syllabus, rapidez en la entrega de grados y títulos, transparencia en las convalidaciones y mucha precisión en las notas de los registros académicos sin lugar a equivocación.
.
Como todo gerente que tenga en cuenta la materia económico-financiera de la empresa, lo más recomendable es poner énfasis en los costos y presupuestos. Nadie puede iniciar una empresa sin saber cuánto cuesta ponerla en acción ni con cuántos recursos pueden caminar a lo largo de un semestre o un año, deduciendo impuestos y otras contribuciones.
.
Debido a la naturaleza eminentemente práctica de estos módulos, es muy importante contratar a gente especializada en elaboración y desarrollo de proyectos. Son éstos en su ejecución, la carta de presentación de la nueva universidad no sólo porque demuestran una aplicación de lo aprendido sino porque constituyen una fuente de empleo para los miembros del equipo que participan en los laboratorios de la universidad.
.
En cuanto al mobiliario, no hay mucho que decir. Hay que ajustarse a los estándares internacionales. Por ello, las carpetas deben ser ergonómicas, el material didáctico –pizarras acrílicas, proyectores, écrans, sistemas informáticos, base de datos, video conferencia, evaluación a distancia, computadoras y desarrollo de software para desarrollar una currícula vía internet, teniendo como soporte los buscadores más efectivos de la red en el mundo.
.
CONCLUSIONES
.
Se reactualiza la importancia de la formación de cadenas de personas y de desarrollo de proyectos, a partir de las asociaciones productivas y la demanda de la empresa privada.
.
Estamos en una peligrosa desfase que requiere un urgente punto de quiebre en capacitación, entrenamiento y asimilación de conocimiento nuevo en negocios internacionales.
.
Es necesario dar incentivos a las universidades, centros informáticos e institutos de estudios especiales, con la finalidad de promover y desarrollar la aportación creativa para la elaboración de nuevo software de negocios internacionales.
.
No se puede dar un paso adelante sin tener una visión integral de los negocios electrónicos orientados hacia la exportación.
.
RECOMENDACIONES
.
Tomar contacto con la nueva realidad, sosteniendo conversatorios con representantes de los países involucrados en acuerdos comerciales o Tratados de Libre Comercio, TLCs
.
Crear necesidad en el socio es una constante y esto debe lograrse con permanente aporte de Know How
.
Es importante trabajar de la mano con Head Hunters (Cazadores de Talentos), empresas especializadas en reclutar personal para misiones específicas dentro del comercio, la industria y las exportaciones.
.
Los pequeños empresarios deben asistir a cursos, seminarios, módulos que realmente tengan que con su capacidad de respuesta frente los retos que impone la globalización.