lunes, 6 de agosto de 2007

EL VIGENTE MENSAJE DE HIROSHIMA Y NAGASAKI

LA GUERRA ES EL NOMBRE DE LA MUERTE
.
Por Jesús Jiménez Labán
.
Dificilmente, como reacción natural al odio y la violencia uno puede encontrar amor y el perdón. Lo más odioso en una guerra es las desinformación, esas estrategias de provocación que utilizan sus promotores, incluso apelando a los términos de soberanía, patria y nación para encender los ánimos belicistas de los políticos y de los ejércitos.
.
Los países que han entrado en guerra se han dejado envolver por una campaña mediática de provocación. Siempre habrá una mentira, una deformación de la realidad, antes del estallido de la violencia.
.
Ninguna ciudad como Hiroshima y Nagasaki, para siempre juntas en el recuerdo de la humanidad, podrá hablar mejor del dolor de una guerra cuando familias enteras pierden sus seres queridos. Hiroshima y Nagasaki. Y es que son la confirmación permanente de la brutalidad de la guerra, lo que indica cuán perjudicial puede ser un arma nuclear en manos del hombre.
.
No es posible una reparación económica después de una guerra nuclear. Todos sabemos que quien la inicia destruye la mitad del planeta y quien contesta el ataque se destruye a sí mismo y a la humanidad entera. Por ello, el mejor mensaje de Hiroshima y Naksaki, desde los escombros por ese hongo atómico del 6 de Agosto de 1946, es que pese al agravio, todavía hay perdón y un compromiso permanente de la humanidad entera "nunca más".
.
Por consiguiente, siempre será bueno recordar estos horrores de la guerra para asegurar y salvar el futuro de los niños, empezando por la desintalación, reducción y eliminación de las armas nucleares. Recordar es, pues, repasar el pasado para ver el presente, lo único que puede remover las conciencias en el sentido de la paz.
.
Debemos volver nuestro ojos a Isaias para cambiar armas por arados. En un momento en la crisis del medio ambiente gana terreno en ciudades e industrias, nada más urgente darle su debida importancia a la agricultura como fuente de sustento de la humanidad. No es bueno que el género humano viva de la caridad -eso solo puede aceptarse en tiempos de desastres naturales- cuando puede -las más de las veces- hacer su propio destino.
.
Es importante fomentar actividades de desarrollo de la tierra porque, segun estudios de las Naciones Unidas, no es que la gente se muera de hambre por falta de recursos para su subsistencia. Los tiene, pero aun no explotados, razón por la cual, la próxima gran cruzada agraria, es explotar esos recursos naturales bajo el suelo en lugar de fabricar átomos para la guerra.
.
Queda claro, pues no lleva a ninguna parte exacerbar los nacionalismos chauvinistas. Las armas nucleares debe dejar de fabricarse, probarse e instalarse porque son el gérmen de la destruccion del planeta. Nada mas urgente que usar esos recursos multimillonarios en una reactivacion de la agricultrua con lo cual habremos resuelto el enemigo numero uno de la tierra: las hambrunas por falta de recursos. Habra que ver.