domingo, 16 de septiembre de 2012

VENEZUELA: DAVID Y GOLIAT EN LA LINEAS DE UNA BATALLA ELECTORAL

 
VENEZUELA: DAVID Y GOLIAT EN LA LINEAS DE UNA BATALLA ELECTORAL
JESUS JIMENEZ LABAN
 
He escuchado las declaraciones del candidato presidencial Henrique Capriles en una entrevista con Andres Oppenheimer.
Tras escucharlo veo que tiene ideas claras para llegar al poder y podría ser la gran sorpresa de Octubre en Venezuela y en toda América.
Como dice Oppenheimer así ocurrió con una oposición fuerte frente a Pinochet en Chile y frente a Daniel Ortega en Nicaragua, contra todo pronóstico. Y es que varios analistas ven en Capriles el intento más serio de desbancar a Chávez en el pdoer desde 1999.
Sin duda, muchos comparten la impresión de que es una pelea entre David y Goliat. Es decir, un gobernante que tiene poder político para controlar la instituciones, poder económico para llegar con el dinero del petróleo a los sectores sociales más pobres y poder mediático porque existen en Venezuela alrededor de 2 mil cadenas de comunicación.
¿Cómo puede ganar un candidato con un presidente en funciones rodeado de tanto poder?, se preguntó el periodista. Pero, a juzgar por las declaraciones de Capriles, líder del partido "Primero Justicia" parece que existe un espinazo político muy grande para monitorear voto a voto la voluntad del pueblo.
Aunque hubo estadistica que hablaba de un fraude electronico, hay otros estudios que descartan esa posibilidad. Y, contra viento y marea, el Consejo Electoral de Venezuela no parece tener medios para alterar la voluntad popular.
Tal vez una joven estudiante -no identificada por AFP de ingenieria resuma el sentir de la juventud venezolana. "Pienso que si todos salimos a votar hay una gran posibilidad de que cambiemos este gobierno, porque ya hemos visto que 14 años no han dejado el país que queremos"
Hubiera sido ideal escuchar a la otra parte, pero ninguno de los invitados por la parte deL presidente candidato Hugo Chávez acudió al programa.
Aun así, se vislumbra una acción intensa de Capriles en los segmentos C y D, capitalizar los pocos medios de prensa que tiene a su alcance y penetrar con un mensaje de cambio (su slogan de campaña es "Hay un camino",)que cale hondo en los sectores populares.
"Yo antes era chavista. Muchos venezolanos creímos en él, le entregamos un cheque en blanco, pero él ha fomentado otro discurso", dijo Bolívar un ciudadano que acompañaba la caravana de Capriles, según AFP.
Como se dijo en el programa de Oppenheimer, hace dos meses parecía claro que ganaría Chávez. Ahora, resulta difícil hacer cualquier pronóstico.
En el referido espacio de Oppemheimer se deslizó la teoría de que si pierde Chávez las Fuerzas Armadas repetirían en Venezuela un escenario similar a Egipto después de Mubarak. Pero Capriles dio la impresión que no tiene voluntad ni piensa iniciar una caza de brujas de llegar al poder, dejando las decisiones a las instituciones correspondientes. Descartó secuestrar al Poder Judicial.
Capriles quiere una economía como Brasil que rescató de la pobreza a 20 millones de personas, una combinacion estratégica entre la iniciativa privada y el Estado y profundizar su acción en los sectores sociales.
Interesante programa de Oppenheimer, ganador de un Premio Pulitzer, en el que David mostró sus armas, pero Goliat aun las esconde.
Será muy aleccionador para el continente seguir este proceso desde el punto de vista de respeto a la voluntad popular desde el primer hasta el último voto.