lunes, 21 de mayo de 2012

SE NECESITA UNA ALIANZA PARA EL DESARROLLO HACIA ADENTRO CON SENTIDO DE RESPONSABILIDAD


EL SUELO ESTA MOVIDO...SE NECESITA UNA ALIANZA PARA EL DESARROLLO HACIA ADENTRO CON SENTIDO DE RESPONSABILIDAD

Jesus Jimenez Laban
Una voz  contra el tiempo...Quisiera equivocarme. Hace apenas un año se hablabla de 200 conflictos latentes y ahora este número ha trepado a los 250, segun los reportes, algo que en términos cuantitativos nos estaría diciendo que la cosa empeora. 

Y si ponemos lupa de aumento al origen de esos conflictos, encontraremos que son problemas medioambientales originados en recursos naturales. Por donde se le mire, la conflictualidad creciente en Perú tiene que ver con lo que más plata gana el Perú por la venta de su petróleo, gas y minerales. 

Dejar que los inversionistas se vayan del país, ¡ni hablar! Para tenerlos aquí en el Perú, han costado a amplias capas de la población lágrimas, pérdidas materiales y humanas, pero trunfaron la libertad, la estabilidad jurídica y los actos de fé en el Perú. De otro modo, no tendríamos US$ 50 mil millones en exportaciones ni habríamos podido alcanzar que el 95 por ciento de nuestras exportaciones sean vehiculizadas a través de Tratados de Libre Comercio con el tremendo potencial que muchos no ven. 

Este deberia ser un viaje al futuro sin reversa. En una sociedad moderna en la que son los agentes u operadores tan sensibles a las formas, las palabras y los modos de actuar, no se ve bien que el Estado intervenga en el juego, pero sí que actúe como árbitro y en cierto modo como moderador cuando hay desviaciones. 

Dentro de un contexto así, -en el que prime la buena iniciativa privada- aquí lo que tiene que ocurrir en el seno privado es una revolución para extinguir el fuego social. 

El Milagro alemán tuvo excelentes resultados desde cuando los ejes del poder se dieron cuenta que la verdadera libertad de un hombre no es la que está escrita en la Constitución sino lo que se hace en la vida práctica para alcanzarla, haciendo del pueblo peruano un pueblo de propietarios. 

En efecto, como dijo alguna vez Hermann Lindrath, coautor de esa revolución, del milagro alemán, la Constitución no puede por sí sola hacer libres a los individuos en la vida práctica. La forma de ser verdaderamente libre es ser propietario, es dejar a ese hombre tener acceso acciones de una empresa y no mirar desde el balcón de la casa cómo convidado de piedra cómo pasa por su mirada el progreso y el crecimiento sin que haya "chorreo" para él, su familia, los suyos, para hacer frente a las necesidades de la vida. 

Esta libertad, basada en la propiedad, es más segura que un seguro médico, de vida o de auto. Sería el cimiento de una sociedad históricamente nueva, pero ello debe partir de la propia empresa, no del Estado como ha ocurrido ya en empresas mineras de las regiones de Puno y de Ancash. 

Estas no son ideas comunistas si alguien está pensando mal. Esto no es puro verso sino capitalismo popular quimicamente puro. Dar a la gente bienestar y una forma de tenerlo es convertirlos en empresarios, en socios, en aliados de los hombres de negocios que han hundido sus activos en el país, que vienen a invertir. 

Desaparecería así la confrontación, el encontronazo y la pelea incendiaria. Sería un paso adelante en el camino que va del activismo al sentido de la responsabilidad, como queda demostrado en Alemania que pese a la crisis europea es la que está mejor parada.

Hemos vuelto al año 1965 en el Perú cuando en un CADE con Carlos Mariotti de ese año se habló de las sociedades anónimas y del accionariado difundido rumbo hacia un capitalismo del pueblo. Si los gobernantes se vuelven estadistas de dos gobiernos -el que rige los destinos del país ahora y el que viene- podría recibir el Bicentenario de la Independencia del Perú con espaldas enormes de polos industriales por todas partes en el país. Y tenemos una forma para lograrlo: los tratados de libre comercio haciendo haciendo realidad el sueño de la propiedad, de gente que quiere salir de la miseria y de gente que quiere abandonar la pobreza, gente que sólo come caldo con papa, choclo y queso. 

Con un tratado de libre comercio se puede migrar de la materia prima al valor agregado, pero al mismo animar a venir con sus industrias enteras al país a inversores donde Perú ha firmado esos tratados. Con este soporte industria (alianza para el el desarrollo peruano-extranjero) puede estar el detonante de esa revolución de capitalismo popular. Se necesita educación gerencial para formar a nuevos líderes, promocionar a los talentos precoces desde niños y una educación técnica para desarrolar habilidades industriales, de desarrollo de software, aplicaciones y todo lo que traiga en el futuro inmediato la ciencia y la tecnología. Ejemplos que asombran son Finlandia y Singapur porque forman a los líderes y transformadores desde niños de acuerdo a las necesidades de un país. 

Pero esto debe sellarse en una alianza entre la empresa, la academia y el estado en el marco de un compromiso por los más altos destinos del país. 

Se necesitaria un mercado de valores que le haga un sitio a la micro y la pequeña empresa, eso tendría un contenido de solidaridad económico-social de valor muy grande.

He léido con suma atención las ideas originales de los candidatos presidenciales cuando se presentaron en CADE 2011. Y la verdad que esas ideas deben ser canalizadas de alguna forma por la actual Administración sin cálculo político sino con el fervor de servir al país. 

Está por ejemplo, la total digitalización del sistema de seguridad para combatir el crimen organizado; la carretera de los andes para atraer a nuevos pueblos olvidados hacia el desarrollo; la farmacología con reactivos para hacer industria en la prevención de la salud y la expansión de la infraestructura en un mínimo de de 16 puertos para salidas simultaneas de nuestros productos hacia el mundo. 

Nada, segun estos candidatos presidenciales, se podrá lograr sin construir un espinazo energético -hidroelectrica, gasifera, eolica o solar- en alianza con las redes de otros países donde también abunda ese potencial porque la idea a futuro inmediato o mediato es concertar producción para hacer volumen y ser más visibles y obtener más rentabilidad como países unidos como Colombia, Chile y Peru que está forjando esa unión desde ya en términos bursátiles.

Ahí están estos señores y la señora que fueron candidatos junto con las mentes más lúcidas de sus equipos técnicos. Es deber ciudadano que se unan y se reunan para hacer país y que, por supuesto, por la salud de la democracia en el horizonte no exista nigun nubarron sobre la libertad de expresión porque ésta es el ángel de la guarda que puede alertar al gobernante, predecir situaciones que lleven al riesgo, crisis o desastre, saludar lo bueno y criticar lo malo, lo muy malo, ¿por qué no? La prensa no es el cuarto poder, es el primer poder porque es el Atalaya de la libertad, garantía de toda nación próspera y transparente basada en los valores de nuestra Civilización. 

¿Que esperamos? Particularmente tengo una fe indestructible, como usted y usted en los más altos destinos del Perú. ¡La acción es ahora!