sábado, 15 de mayo de 2010

GIRO HACIA LA DERECHA, PERO CON LA AYUDA DE LA IZQUIERDA

GIRO HACIA LA DERECHA
.
Jesus Jimenez Laban
.
Un terremoto político de gran intensidad acaba de ocurrir en Reino Unido, teniendo como epicentro el giro del electorado hacia la derecha. Como ayer ocurrió con la socialdemocracia, Downing Street, la sede oficial del Primer Ministro, abandona la tendencia de países de centro izquierda –Austria, Dinamarca y otros- para reencontrarse con sus pares de Europa en Alemania, España Italia y Francia.
.
A juzgar por los resultados, las elecciones recientes en el país en Gran Bretaña no han tenido un mandato claro por el electorado. Como se sabe, se necesitaba 326 escaños para alcanzar la mayoría absoluta, pero los conservadores solo lograron 306 escaños, seguidos por los laboralistas con 258 y los liberal demócratas con 57. Por ello, en un momento hubo problemas para hacer el nuevo gobierno porque –tal como está expresada la voluntad popular en las urnas- nadie tiene número suficiente de escaños, produciéndose un “hung parliament”, situación en la que ninguna partido tiene mayoría en la Cámara de los Comunes, lo cual se complicaba por no existe en Reino Unido una Constitución escrita.
.
Como nadie alcanzó la mayoría, sólo cabía un par dos cosas. De un lado, el partido con mayor votación, la agrupación conservadora de David Cameron, tender un puente hacia el Liberal demócrata de Nick Clegg para conseguir su apoyo. De otro, Gordon Brown, primer ministro actual, hacer lo mismo, con tal de conservar el poder de los laboralistas.
.
Pese a la controversia de la legislación electoral por aprobarse, los liberales no le dieron la mano a Brown para seguir gobernando, lo mismo que las encuestas. El hecho cierto es que conservadores han terminado haciendo gobierno con los liberales, lo que en la práctica significaría una convivencia entre la izquierda y la derecha. La alianza entre conservadores y liberales lleva 17 ministros de Cameron y 5 para los segundos, además del cargo de vice primer ministro para Clegg.
.
Gordon Brown cierra así un capitulo de 13 años de laboralismo. Brown pasó al premierato sin elecciones, algo que no le perdonan sus opositores, luego de la renuncia de Tony Blair, ahora convertido en asesor de sofisticados negocios extranjeros y propietarios de grandes extensiones inmobiliarias.
.
Después de 70 años los ingleses no le ha querido dar al gobierno el poder total. Pese a la situación económica –desempleo, déficit fiscal y crisis financiera- su voto ha sido para que el nuevo premierato no se maneje solo sino con alianzas en temas particularmente delicados como el presupuesto la reforma política, la reforma del sistema bancario, libertades civiles y cuestiones medioambientales".
.
Como se sabe, Gran Bretaña se rige por el sistema Westminster, que toma el nombre de la sede de gobierno británico, una forma de gobierno que defiende el bipartidismo en el que el líder de la oposición juega un poderoso papel como presidente del Shadow Cabinet, que significa gobierno en la sombra, cuyo componentes se caracterizan por oponerse a cada uno de las carteras (ministerios del Poder Ejecutivo) que son más de veinte, lo cual da estabilidad y equilibrio al sistema.